sábado, 17 de junio de 2017

Cross de Catral 2017


Hola de nuevo, otra “carrerita” mas, digo carrerita por la distancia, no por la organización, ni porque la localidad no lo merezca.

Catral organizaba el cross que anualmente celebra de 10.000 y 5.000 mtros y que este año por los motivos que ellos hayan estimado oportunos, han celebrado el domingo por la mañana, en vez de el sábado por la tarde como era costumbre.

Ya solo quedan carreras de esta distancia como mucho y, aprovechando la reciente puesta en escena en esto de las carreras de mi hijo Javi, nos dirigimos a ella con la intención de ver si era capaz de bajar de una hora, tiene una hora dos en Albacete, la mañana no se presta a priori para poder ir al límite, el calor que hay previsto seguramente le harán pasar factura.

La entrega de los dorsales amplia y muy ordenadita en el polideportivo, una camiseta, un mechero y una bolsa, publicitaban una grandiosa bolsa del corredor, a mí por lo menos no me ha tocado esa bolsa tan espectacular.

Como siempre lo mejor de todo el saludar a todos los amigos que uno tiene en esto de las carreras, aunque me hubiese gustado saludar a muchos mas, el horario y el pasarla a un domingo creo que no benefician nada.
 
                    Buén grupete.click en la foto para ampliar.

Alberto, Gaspar, Jose Antonio, José Francisco y las bellísimas Erika y Mónica, a esta última hacía tiempo que no saludaba.
 
               Gaspar, Javi, Jose Francisco, Erika y Alberto.click en la foto para ampliar.
 
 
                   Mónica y Jose Antonio.click en la foto para ampliar.
 

La salida puntual a las 10 de la mañana, el recorrido para los que no hayan corrido jamás en Catral es completamente llano, ideal si se dan las circunstancias sobre todo meteorológicas para hacer marca, a pesar de que se callejea muchísimo y nada te resguarda del sol al no haber edificaciones altas, ese sol, a primera hora ya calienta demasiado y en el momento de la salida ni os cuento, tanto es así que dos de las calles del recorrido estaban refrescando a los corredores en toda su longitud por medio de unos aspersores larguísimos colocados en el centro que se agradecían muchísimo.
 
 

Nada mas dar la salida intento llevar el ritmo de una hora para ver si consigo que Javi entre en ese tiempo, el globo de una hora va detrás, si, había globos, no es habitual en este tipo de carreras, pero si, había globos, el calor ya de salida es sofocante, veo que no va del todo bien y bajamos el ritmo un poquito para ver si se recupera, va forzado y bebiendo agua sin parar, en el kilómetro cuatro nos rebasa el globo de la hora, muy lentamente, pero nos rebasa, me dice que sin problemas la termina, pero intuyo que le vendría bien dejar el reto para la próxima y así lo decidimos, yo voy bién, los kilos perdidos están cumpliendo su objetivo, pero no se trada de mi, tengo que llevar a Javi si puedo bién al final, Alberto, al que esta vez he abandonado a la cola del pelotón por los motivos antes mencionados, también nos pasa y se marcha para adelante, la segunda vuelta ya con solo los corredores de los 10.000 se espacia muchísimo, los avituallamientos, que son suficientes nos refrescan y nos hidratan. Al final acabamos en una hora y cuatro minutos, ya habrá tiempo para bajar.
 
                         Javi con Alberto.click en la foto para ampliar.
 

En un análisis final y muy personal creo que esta carrera estaría muchísimo mas poblada por la tarde como antaño y además no sufriríamos el calor tanto, espero que vuelvan a su horario por el bien de todos, la organización como siempre muy bien, el avituallamiento final, así como la bolsa del corredor un poco justos, pero es lo que hay, en otros sitios todavía son mas pobres, las categorias un tanto espaciadas, por lo que al acabar en 55 años en adelante la cosa se complica bastante

Ahora a esperar las carreras de Novelda, Hondón y Torrellano para volver a “competir”, un saludo amigos.
 
 
 
                               Enlace de fotos

lunes, 5 de junio de 2017

Media Maratón de Albacete 2017


Hola amigos, otra vez con vosotros, esta vez os comentaré la media maratón de Albacete, la 172 para mí.

Antes os diré que entre la media de Almansa y esta otra media, corrí el cross de la bonita ciudad de Elche, mas concretamente en el barrio de Carrús, carrera esta de 10 kilómetros, muy bien organizada y que si puedo, no me la pierdo, es un cros duro, pero muy bonito, lo corrí con mi hijo y con mi nuera Natalia que querían vivir el ambiente de esa carrera, y que quedaron gratamente sorprendidos.

Ahora tocaba Albacete, Natalia, a la que mucho me temo le ha entrado el gusano de las carreras me pidió hacer una nueva media maratón pronto una vez acabada la de Alicante y no había otra posibilidad antes de finalizar la temporada y entrar de lleno en el verano que correr esta media.

En Albacete solo he corrido una vez, allá por el dos mil y poco y ya no había vuelto a repetir.

Nos apuntamos a la media y mi hijo lo hizo a los 10.000 prosiguiendo con su peregrinación hasta su perfecta puesta en forma antes de afrontar una carrera con más kilometraje.
 
                                   Salida del hotel.click en la foto para ampliar.

El tiempo amenazaba lluvia, la recogida del dorsal el sábado en El Corte Inglés, bolsa conteniendo una camiseta de color rojo, una muestra de arroz, un par de calcetines, esta vez de tu talla, no como en Almansa, y dos cuclillos con mango de plástico, que tiempos aquellos en que daban una navaja albaceteña.

Antes de la salida comenzó a llover pero muy débilmente, se levantó un poquito de aire, que por aquella zona es sinónimo de fresquete, la salida de los 10.000 era quince minutos antes que la de la media.
 
                                 Esperando la salida.click en la foto para ampliar.

Poco antes de la salida del 10,000 ya no llovía y el aire había remitido, el tiempo se tornaba ideal para correr, estaba nublado pero hacía una temperatura genial.

Allí pude ver con mucho agrado a grandes amigos, Senén y su esposa Virtu, otro elchero de pro como es José Fco. Campos, mi buen amigo Paquito, mi murciano favorito, Alberto, Maite, Juanfran, Julia y Gaspar.
 
           Javi, Natalia, Senén, Virtu y un servidor.click en la foto para ampliar.
 

Javí tomó la salida y se unió al bus de la hora para ver si lograba su marca y estuvo a muy poquito de conseguirlo, un par de minutillos le faltaron, pronto se hará con ella, quedó el 584 de los 690 llegados a meta.

Nosotros salimos con Alberto en la cola como de costumbre, sin presión, y conseguimos que Natalia bajase el crono de la media anterior en diez minutos, llegamos 1875 corredores a linea de meta en la media.

Es una media totalmente llana que se hace a dos vueltas prácticamente iguales, bastante animación durante la misma con diferentes exibiciones de zumba y aerobic.

Al poco de la salida las nubes se tornaron en sol y comenzó a calentar, los avituallamientos, suficientes y alternados con esponjas permitieron refrescarse a todo aquél que lo quisiera.
 
                                   Natalia con Alberto.click en la foto para ampliar.
 

Alberto, como siempre nos hizo la carrera muy amena, sobre todo a Natalia, que “paso” olímpicamente de su MP3, incluso se permitió bromear en algunas ocasiones con espectadores y que llegó a meta muchísimo mas entera que la media de Alicante, se nota que la preparación va dando sus frutos.
 
                                    En pleno esfuerzo.click en la foto para ampliar.

La carrera muy bien organizada, a la llegada un buen avituallamiento muy completo, medalla de finisher, que grababan con tu tiempo con una rapidez asombrosa, y otra bolsa con bebida isotónica y cacahuetes.

Todo esto se convierte en una carrera más, otra mañana de disfrute, y en definitiva, seguir haciendo lo que nos gusta con los amigos de siempre, que más se puede pedir.

Ahora toca enfrentarse a carreras ya mas cortas y conseguir que el verano no nos quite la forma en demasía, habrá que correr en Novelda, la subida al santuario de la Magdalena, la bajada Hondón-Aspe, etc.
 
 
 






martes, 30 de mayo de 2017

Media Maratón de Almansa 2017


                  Que tal amigos, de nuevo con retraso, con mucho retraso me pongo en contacto con vosotros, esto ya va siendo tónica habitual y eso no me gusta nada, pero el trabajo me tiene un poco absorto.

                  Esta vez corría en Almansa, la media nº 171, esta media la llevo corriendo desde sus inicios, y aunque la forma todavía no la tengo, no podía dejarla pasar, no lo había hecho antes y no lo haría ahora, es una media mítica que a pesar de no ser para nada cómoda, se deja querer muchísimo, es tremenda la aceptación que tiene, desde Alicante, Murcia, Albacete y Valencia, además de otros lugares mas lejanos se desplazan muchísimos corredores para vivir en sus carnes esta carrera, los ánimos que el público te da durante toda la carrera es digno de admiración.

               Esta vez fui acompañado de mi hijo, corredor principiante y mi nuera, que ya se estrenara en la media de Alicante y que repetirá suerte Dios mediante en la de Albacete el próximo domingo.

              Mi hijo quiso correr la mitad de la prueba para utilizarlo como un entreno con público y quedó entusiasmado del ambiente que vivió, se prometió que el próximo año la corría entera, mi nuera con unas ganas terribles de ponerse el pantalón corto y las zapatillas se tuvo que morder los labios.

               La tomé a modo de prueba, es decir sin objetivo alguno, bueno si, el de siempre, el de acabar decentemente e intentar bajar algún minutito de la de Guardamar, que fue la última que corrí solo, la de Alicante no cuenta, esa la corrí de acompañante.

             Tres mil quinientos corredores tomamos la salida, esto es un rio interminable multicolor que en la carretera a un kilómetro de la salida parece interminable, en esta carrera ocurre casi como en Santa Pola, salvando las distancias, claro, no corres solo casi en ningún momento, vayas en el puesto que vayas, siempre tienes algún corredor a tu lado.

             Al final hice el mismo tiempo, pero teniendo en cuenta que la de Guardamar era totalmente llana y esta no, me quedo contento.

             El ambiente en esta localidad como siempre fenomenal, muchísimos corredores y acompañantes en una tarde primaveral, la bolsa del corredor buena para el precio que cuesta la inscripción, siete euros, una bonita camiseta y una botella de vino, además de dos muestras de cacahuetes, todavía recuerdo las primeras carreras que costaban un precio simbólico y era con diferencia la carrera en la que mejores regalos había, pero ya se sabe, la crisis ha hecho estragos, pero aún así continúa siendo una de las carreras más demandadas, también hay muchos regalos a los puestos intermedios y para los que entran en lugares determinados, como digo, para el precio que se paga unos buenos regalos.

             En lo meramente deportivo nada que resaltar, a estas alturas de la película, sin opciones a nada, ni siquiera en la categoría de “viejunos” de lo que se trata es de hacer pruebas uno mismo, el recorrido no es llano, es un recorrido exigente y es por eso que si el crono es aceptable, misión cumplida.

               Muchos Correbirras en la carrera, muchos, muchísimos amigos de diferentes lugares nos dimos cita y abrazos en Almansa, esta carrera cierra el calendario de medias para muchos corredores, yo lo haré el próximo domingo en Albacete antes de que los calores estivales hagan imposible el correr distancias largas.

              Los avituallamientos intermedios, como siempre de diez, allí no falta agua para nadie, y del avituallamiento final no puedo opinar ya que no lo utilice, no entré, pero supongo que con bastante fruta y bebidas como todos los años.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Media Maratón de Alicante 2017


Que tal amigos, de nuevo con vosotros para comentaros una nueva carrera, una nueva media, la 170 de mi casillero,no, no me apunto ninguna de más, es que entre la media de Guardamar y la de Alicante, que es a la que me referiré a continuación, he corrido en Granja de Rocamora el pasado día uno de mayo y de la que quizás por pereza no hice el resumen en este blog.

Pues vayamos al grano ya que en esta carrera tenía un interés especial, era la primera media de mi nuera Natalia para la que ha estado entrenando muy poco tiempo, solo cuatro meses, en enero se calzó por primera vez unas zapatillas, y tenía plena confianza en que la llevase a meta sana y salva y ese, y no otro era mi interés.
 



 

Después de perder algunos kilitos que había ganado me disponía como digo a ejercer como liebre de Natalía, el recorrido y sobre todo la climatología no estaban a nuestro favor, pero el que algo quiere, algo le cuesta, y si queremos ser ganadores no podemos ir apartando las pruebas que no nos gusten, o nos gusten menos.

Ya lo he dicho mil y una vez, Alicante no es llana, al contrario, y por supuesto que su media maratón no puede ser llana.

Bueno, pues con esas premisas nos dispusimos a afrontar el reto, los nervios de Natalia solo eran comparables según me chivó, con los de un parto, al menos para ella, en esto no puedo opinar, una de las dos cosas no he hecho, jamás he corrido una primera media, jajajajaja.
 
 

La mañana salió tal y como estaba prevista con un sol de justicia, en la salida coincidimos con muchos corredores amigos y algunos Correbirras como Lidia y Joaquín, la mayoría de estos amigos se enfrentarían a los 10,000 metros.

Salimos de los últimos como siempre hago, así no nos tendría que pasar nadie, ya los llevaríamos delante a todos, el calor como digo muy fuerte, la salida conjunta con los corredores del diez mil, a los dos kilómetros me comenta Natalia que no va bien, los nervios la están matando, le hablo un poco y le doy agua y poco a poco va relajándose, la distancia la teníamos casi hecha con anterioridad, no tendría que suceder nada a no ser una lesión

Los kilómetros van pasando y cada vez tenemos a mas corredores detrás, pero la gran mayoría llevan el dorsal de los 10K.
 
 

Observo como cada vez que mi Garmin me pita en un punto kilométrico no veo el cartel que coincida con el de la carrera, no me parece serio, pero pienso que tal vez mi gps tenga algún desfase con los edificios, no me ha pasado nunca, pero bueno, terminamos la primera vuelta y nos quedamos bastante solos, como digo, casi todos los corredores que teníamos detrás se han apeado en el 10,000 y el calor sigue apretando, cada vez es mas necesaria el agua, en eso la organización estuvo de 10, no faltó agua en ningún momento.

Afrontamos la segunda vuelta y mantenemos el ritmo, Natalia ya va tranquila, han pasado los nervios y ya ha cogido el ritmo que le viene bien, como nuestra intención es solo acabar, estamos en lo correcto.

Cada vez el desfase de mi gps con los puntos kilométricos es mayor, no entiendo nada, última subida a la cantera con alguna pequeña dificultad y para la Explanada, sitio ideal para que comience o finalice alguna prueba, el marco es incomparable, llegada en 2 25 que si bien no es un tiempo que esperásemos, quizás soñamos con algún minutillo menos, es suficiente para estar contentos.
 
 

El avituallamiento final bastante bueno con refrescos y fruta, pero cuando miro mi Garmin resulta que me salen 21,710 metros, en esto la organización falló, y lo siento por ellos, no pueden salir aunque no esté homologada 600 metros de más en Alicante, que esto ocurra en Granja de Rocamora o en Monforte, tiene un pase, pero en Alicante no debería de haber ocurrido, sobre todo si tiene límite de tiempo y existe el temor de que te aparten.

La bolsa del corredor bastante normalita, y al finalizar una medalla de finisher.

Muchísimos voluntarios en la carrera, estaba prácticamente todo atado y bien atado, solo el a mi juicio gran error de la medición, espero que el próximo año se subsane.

Misión cumplida, ahora el sábado a la media de Almansa y el próximo día 3 de junio a Albacete, que ya hace algunos años que no piso tierras manchegas, bueno, en la capital, porque a Almansa si que voy todos los años, un saludo amigos.




                                                                Enlace de fotos
 




viernes, 31 de marzo de 2017

I Media Maratón Guardamar del Segura


Hola amigos, me parece extraño después de tanto tiempo poder hacer una crónica de una carrera, aún sin fotos, pero crónica al fin y al cabo.

Después de un terrible año en muchos sentidos por fín las aguas bajan mas mansas y me veo con ilusión para comenzar, o mas bién retomar, mis carreras y mis “otros” sufrimientos, esta vez deportivos, que son los que de verdad se agradecen.

Solo uno mismo puede valorar lo que supone poder ver de nuevo a sus amigos en el asfalto, reir con ellos y compartir esos momentos insustituibles de las carreras.

Esta vez me colocaba el dorsal de una prueba nueva, la nº 168 par mí, una nueva media maratón que se incorpora al calendario levantino con fuerza, con una gestión primorosa y experta de un gran deportista y mejor persona como es Manuel Maciá.

La marinera localidad de Guardamar del Segura se ha visto por fín engrandecida con una prueba del medio fondo que ya necesitaba, su primera media martón.

Mi amigo Alberto Costilla me “aconsejaba” hace un par de meses olvidar mi ostracismo y comenzar de nuevo con esta prueba. No podía fallarle, y a fé que no me arrepiento, es más, ha sido mi trampolín de nuevo, hasta tal punto que ya tengo otras tres medias “firmadas” Granja de Rocamora, Almansa y Alicante.

Fuimos juntos Alberto, su mujer Maite y yo, los dorsales los había recogido el día anterior él y no tuvimos ningún problema, lo cierto es que llegar un poco tarde a su recogida habría sido complicada ya que la suculenta bolsa del corredor había que dejarla en el auto de nuevo y el centro estaba totalmente cortado, bién es cierto que se disponía de un excelente guardarropa.

El dorsal personalizado, un bonito sueter de color rojo, un pantalón corto, un par de calcetines y el indestructible caldo Aneto eran los regalos a los corredores, mas tarde, en la llegada también había una toalla de regalo, como digo una bonita bolsa del corredor.

De nuevo pude ver como dije anteriormente a mis amigos y compañeros de mi club, fuímos el club mas numeroso y eso tubo como consecuencia el premio de un espero que sabroso jamón.

El día salió soleado, pero algo fresquete al principio de la carrera habida cuenta de que con el cambio horario nos adelantábamos una hora, despuél al final el calor sería ya el protagonista del día.

La salida puntuál, el recorrido muy bonito, por la playa y por el bonito parque que posee esta localidad con una ligera inmersión por el interior del pueblo. Dos vueltas idénticas que a muchas personas no les gusta, jamás acabaré de entender esto, desde luego no seré yo quién juzgue a estas personas, pero no creo que sea para nada traumatizante el hecho de dar dos vueltas a un circuito de diez kilómetros, no quiero pensar que les ocurriría si corriesen un maratón en pista como el que hemos corrido muchos de nosotros, y al que hay que dar 106 vueltas.

Bueno, pués como digo, el circuito es totalmente llano, a excepción del tramo que atraviesa el parque y en que podemos encontrar unos pequeños altibajos que no impiden para nada poder continuar con el ritmo que cada uno lleve, y que a la vez te da un respiro toda vez que los árboles te refrescan con su sombra.

Avituallamientos con agua suficiente para todos y otro con bebidas refrescantes y bocadillo y fruta al final, como se nota que el organizador conoce de sobra el terreno en el que se mueve.

Mi salida como todas, en eso no he cambiado, es decir, prácticamente el último, alguién tiene que ser, junto a Alberto, que con su cámara como siempre inmortaliza a todo bicho viviente. En el kilómetro tres aproximadamente me separé de Alberto y cogí un ritmo que me llevaba cómodo sin sufrimiento por lo que decidí no modificarlo dado que no tenía la completa seguridad de acabar decentemente la carrera, es más, no tenía la seguridad de acabarla, sin el decentemente.

Esto me hizo ir separándome poco a poco de mi amigo y hacer el resto en solitario. No pasé ningún apuro, las sensaciones fueron excelentes y acabé en unos discretos pero sensacionales dadas las circunstancias 2 07' 50''.

He oído en algunos lugares que las buenas marcas que muchos han conseguido en esta carrera era debido a que está mal medida, tengo que decir que a mí me salieron 20.860 metros, es decir 237 metros de menos, nada que no haya ocurrido en otros muchos circuitos y que no influyen a mi juicio demasiado en las marcas.

Como digo, sensaciones muy buenas, un circuito muy bonito, una carrera buena, una bonita bolsa del corredor, muy buena reentrada de nuevo en la “movida”.

La próxima en Granja de Rocamora, que a pesar de ser una carrera tremendamente sosa intentaré mejore algo mi tiempo y sobre todo mis sensaciones.

jueves, 5 de mayo de 2016

Via Verde Maigmó-Agost 2016


Hola amigos, después de un unos meses sin comunicaros absolutamente nada, de nuevo estoy con vosotros, el trimestre final del pasado año, en el que me sobrepasé muy mucho con las carreras me han pasado factura desde el punto de vista mental, y también físico, para qué negarlo, pero sobre todo mental, como digo después de navidades solo corrí la media maratón de Orihuela, la que hacía la nº 167 de mi cosecha, y la corrí con mas pena que gloria, ese día y, agotado mentalmente, decidí parar por completo y, tal vez intentando justificar mi parón, me comprometí con mi hijo a ayudarlo en acabar su nueva vivienda.

Una vez cumplido este trámite, y sobre todo, colocar casi todas las piezas de mi cabeza en su sitio, de nuevo estoy en la lucha, algo sobrepasado de peso, pero con renovadas ilusiones.

Durante este periodo en el equipo Correbirras hemos sufrido la pérdida de nuestro compañero Paquito Amat, haciendo lo que mas le gustaba, corriendo el maratón Ojos Negros de Castellón, compañero de equipo y también de entrenos, ya no está con nosotros, pero siempre tendré el recuerdo de haber compartido muchas tardes entrenando con él, Paquito D.E.P.

Y ahora volviendo a lo estrictamente deportivo, porque como se dice en el circo, “el espectáculo debe seguir” aunque siempre lo tengamos en nuestro recuerdo, os diré que llevo cuatro dias de entrenamiento otra vez, y ya me he atrevido a correr la bajada a Agost de la Via Verde, un total de 23 km. que si bién son las algo mas de tres cuartas partes en ligero, pero constante descenso, los últimos tres compensan parte del anterior recorrido ya que es bastante durillo hasta la meta.
                                Equipo Correbirras que corrimos en esta carrera.

Ya he corrido esta carrera en varias ocasiones, y mi intención no era otra que intentar acabar decentemente y acumular kms. para poder afrontar la media de Alicante el próximo día 15 con alguna garantía después de este tremendo parón, y por acabar decentemente me refiero a caminar si fuese preciso los últimos kilómetros, ya que esta distancia hacía meses que no la hacía.

A esta carrera nos hemos presentado muchos Correbirras en un intento de rendir un modesto homenaje a Paquito, el presi se desplazó desde su Murcia querida para correr con nosotros, en la salida propusieron acabar todos juntos en su recuerdo y, esto a mí no me venía para nada bién en mi estrategia, no podía hacer que todos ellos corriesen a mi cansino ritmo, y tampoco me veía capaz de incrementar el mio lo suficiente como para no molestarlos demasiado.

Los autocares nos subieron a los corredores hacia la salida, hacia la sierra del Maigmó y allí, tras un sentido minuto de silencio por nuestro compañero partimos unos minutos pasadas las 10 de la mañana hacia la meta, hacía, no diré que frio, pero si un fresquete que hizo que algunos corredores echasen mano de prendas algo mas gruesas, los que decidimos subir a los autocares con tirantes ya no tuvimos esa opción.

Salimos todos los Correbirras mas o menos agrupados, algunos de ellos pronto y, sin darse cuenta comenzaron a despegarse un poquito, era lógico, yo a mi ritmito, guardando la viña, los llevaba algunos metros delante, no quería apretar para intentar cogerlos, sabía que al final lo pagaría y decidí seguir a mi marcha en un intento de que se olvidasen de mi, jajajajaja

Sobre el km. 5 me alcanzó Martín, al que no había visto, me cogió la botella de agua para llevarmela y me indicó que no se separaría de mì en el resto de carrera, en un principio pensé que eso me obligaba, pero pronto comprendí que ese gesto se merecía que pusiese de mi parte todo lo posible para no fallarles.

Los tuve a todos haciendo la goma constantemente, a todos menos a Martín, que como me prometió, no se separó de mi en ningún momento, es realmente alagador que corredores como Martín, Roberto, Javi, Alfonso, Seve y compañía, que son bastante rápidos se sacrificasen por entrar conmigo.
                                Respetuoso minuto de silencio antes de la salida.
 

La carrera, no tiene mucho mas que comentar, es una bajada suave pero constante desde su salida hasta el km. 20 aproximadamente, por un terreno de gravilla y tierra e irregular en algunos puntos, y a partir de ese punto kilométrico ya se inicia una subida hacia la población, ahora ya si, por asfalto, que se hace dura sobre todo después de la distancia que ya llevas en las piernas, tres avituallamientos con agua, isotónicos, platanos y dátiles, no tiene bolsa del corredor ya que es totalmente gratuita y financiada por la Diputación de Alicante.

Alguién me comentó en el último kilómetro en tono jocoso, que me aprovechase, que ya no volvería a entrar con todos ellos en meta.

Al final, y como no podía se de otra forma entramos juntos en meta en una emotiva llegada en 2 15' ante el reconocimiento de los presentes y la presencia de la mujer y la hija de Paco.

El compromiso de entrar con ellos me hizo en algún momento sufrir algo mas de lo que tenía pensado, pero es cierto que pude hacerlo y al final me sentí bién por el entreno que había supuesto para mi.

El avituallamiento final como siempre, bastante decente, bebidas reparadoras, cerveza y cocas.

Ahora a pensar en la media de Alicante, media en la que tengo entendido que no hay demasiados inscritos, y es posible, que si no se produce un arreón de última hora, sea un fracaso, yo la correré porque tengo el compromiso de hacerlo con unos compañeros y por último la de Almansa el próximo día 21.
 
 




lunes, 21 de diciembre de 2015

Media Maratón de El Campello


              Bueno, pues otra carrera más para comentar, otra media, la nº 166, esta vez en la localidad alicantina de El Campello.

              Después del maratón del pasado domingo en Castellón no me quedaban muchas ganas de folclore, pero no tenía más remedio que hacerle frente a las “obligaciones contratadas” y tenía que cumplir con el contrato.

              No he corrido en esta localidad ninguna de las dos medias que se han realizado anteriormente en ella, no recuerdo bien los motivos, pero lo cierto y verdad es que no tengo, o mejor, no tenía sensación de haberme perdido nada interesante, además la empresa que organiza esta carrera no me cae excesivamente simpática, esta media, como no podía ser de otra forma va acompañada de su rémora, es decir de la carrera de 10 kilómetros.
                Con Inma y Fede.click en la foto para ampliar.




              Me presenté temprano, recogí el dorsal y la camiseta alusiva de la prueba y esperé la llegada de algunos amigos en el interior, fuera en la calle hacía fresquito, yo, que arrastraba y arrastro un bonito catarro aún lo notaba más, tuve dudas hasta el último momento de correrla, el catarro no me ha dejado entrenar en toda la semana y no quería empeorar, no obstante el tiempo previsto eran unos 16 grados y sol durante la carrera, eso me aclaró bastante las dudas, hasta opté por tirantes, y eso que no es mi primera opción nunca.

              Fueron llegando algunos Correbirras, Fernando con su mujer, Roberto con Nan, Martín y Lidia, que no corrían, Paquito Amat, Paco H., Emilio, Juanito Pomares, Javi, también llegaron más amigos, cada uno con sus objetivos.

              Antes de la salida conocí a dos compis de la localidad de Novelda, Inma y Fede, con los que departí amigablemente un rato, no conocía el recorrido, he corrido varias veces en El Campello pero carreras más cortas, el recorrido de la media no lo conocía.
   Con mi amigo Paquito Santacreu.click en la foto para ampliar.

              La salida ya comenzó mal, diez minutos de retraso, todos los corredores en línea de salida y no acababa de arrancar la cosa, por fin tomamos la salida y nos dirigimos hacia el centro del pueblo, el fresquito no se había marchado todavía, si pasabas por el sol bueno, pero por la sombra se notaba, se callejea bastante, llegamos a la playa y nos dirigimos hacia la de San Juan, allí tenemos dándonos ánimos a Nan, Lidia y el personal trainer Martín, que observa el rendimiento de sus pupilos, en el km. 7 aproximadamente veo con dificultad, ya que ninguna persona indicaba con su presencia el desvió, un cartel que indica el giro a los que solo correrán 10 kilómetros hacia la derecha, el resto seguimos recto, pasa lo que tiene que pasar, que ya nos quedamos los de la media muy espaciados, continuamos hasta el límite con la población de San Juan y su playa, en ese punto regresamos por la carretera que hay junto a la playa hacia el punto de origen, antes, y para llegar a este punto hemos tenido que dar buena cuenta de algunas subiditas, algunas de ellas que se agarraban bastante a las piernas como garrapatas, tres avituallamientos, 5,7 y 17, las piernas me responden bastante mejor de lo que me esperaba pero el catarro no me deja respirar tranquilo y noto el pecho demasiado cargado, pero cierto es que no me estoy exigiendo demasiado y no sería justo ponerlo como excusa.
Equipo Correbirras en El Campello.click en la foto para ampliar.

              Al regreso, ya calienta el sol un poco más y ya me encuentro más animado, me tomo mi gel salvador y adelanto a algunos que van peor que yo, de nuevo paso por la playa de El Campello para afrontar a su fin los últimos tres kilómetros, estos se hacen interminables, subidas y bajadas constantes, muchísimo callejeo, pero muchísimo, hasta el punto que tuve que preguntar tanto a la policía como a los voluntarios algunas veces por la dirección a tomar.

              Al final línea de meta, 2 horas justas, no demasiado cansado pero con malas sensaciones con respecto al catarro, nos entregan la medalla de finisher y bajamos al parking donde está el avituallamiento final, allí lógicamente no da el sol y hay corriente, noto que acabo de jorobarla, tengo escalofríos y me voy al coche a vestirme pero ya es demasiado tarde, la he cagado y ya no tiene remedio, ahora sí que estoy chungo.
Animadoras incondicionales.click en la foto para ampliar.

              A mi llegada a meta me comentan, yo lógicamente no lo he presenciado, como ha habido algún grito de más y algún mosqueo con los primeros clasificados de los 10k algunos corredores, al parecer debido a la mala señalización, ahora unos le echaran la culpa a los otros, y los otros a los unos, como digo, algunos corredores se han perdido y han tenido que recorrer kilómetros de más, creo que alguien de la organización dejó caer aquello de que la culpa la tuvo la policía, que no les había indicado a los corredores la dirección a tomar, a ver cuándo se enteran los organizadores, que la policía está en los diferentes puntos para regular el tráfico y evitar accidentes con los corredores, no están para mirar los dorsales e indicar hacia donde tiene que girar cada uno, ellos, y solamente ellos son los responsables de que toda la señalización esté, no clara, clarísima, parece mentira que no sepan lo que jode correr kilómetros de más, y más aún si te estás jugando las primeras plazas, porque no quiero pensar que los agentes que abren la carrera no supieran el recorrido, si es que ese fue el problema, pero que a estas alturas de la película nadie de la organización sepa todavía que pasó realmente para que un montón de corredores se despistase manda h…….

              La conclusión que saco de esta carrera es la siguiente, el recorrido tiene lógicamente su parte bonita, solo faltaría eso corriendo por las playas alicantinas, pero también es cierto que se callejea demasiado, que hay un par de subiditas dentro de los tres últimos kilómetros que endurecen muchísimo la carrera, y que son muy poquitos los corredores que toman parte en esta prueba, 451 llegados a meta en la media, y 307 en el 10k, no sé si repetiré, puede ser que no.

              En las 9 últimas semanas llevo, cuatro medias, dos maratones, la vuelta a la Foia y la Carrebirras de 4 horas, este finde ha tocado descansar, bueno, es que he currado  por las elecciones, creo que me va a venir bien, pero al siguiente iremos otro año más a pasar frio a Aspe para despedir el año.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Maratón de Castellón 2015


              Cuando en noviembre de 2011 me decidí a hacer mi primer maratón ya tenía en mi haber unas 120 medias maratones aproximadamente, no sabía lo que era correr esa distancia, tenía una mezcla de miedo y expectación, no quería sufrir más de lo necesario, pero por otro lado también quería sentir en mis carnes lo que supone correr un maratón, ahora, cuatro años después he corrido este fin de semana mi maratón nº 11, Valencia, 2 veces Sevilla, Ciudad Real, Málaga, 3 Veces Castellón, Murcia, Vía Verde de Castellón y el maratón en pista de Ceutí, he corrido varias pruebas de más de 30 km, otras de 60 km y unas 50 medias aproximadamente en esos mencionados cuatro años.

              Ya sé que muchos de vosotros pensareis y con mucha razón, que eso no es nada comparado con lo que algunos lleváis ya en vuestras carnes, pero también es cierto que otros muchos no se habrán atrevido, y para mí, creo que está bastante bien.

              Todo esto viene a colación, porque este fin de semana he llegado a la conclusión de que voy a dejar por un tiempo la distancia de Filípides, ya no me llena sufrir sin conseguir una meta, a partir de mi tercer maratón no he preparado absolutamente ninguno de los que he corrido y eso me ha llevado a sufrir más de lo necesario, es cierto que en ninguno de ellos he pasado de las 4 horas y 32 minutos, si exceptuamos el que el pasado año corrimos recién operados tanto Albero como yo, y en que nos fuimos a unos “intolerables” 4 40’, 4 10’ es mi MMP en maratón, pero también es cierto que llegado a este punto me apetece preparar uno a conciencia cuando pueda entrenarlo decentemente e intentar hacer sub 4 por ejemplo, o correr alguno en algún lugar especial, si hay que sufrir, “que sea por una causa justificada” las medias maratones son como unos entrenos largos, en las que al menos yo me encuentro cómodo y no sufro demasiado, pero un maratón es un esfuerzo especial al que ahora ya me apetece sacarle algún provecho, correrlos por correrlos ya no me llena, al menos por ahora.

No podría haber elegido mejores compañeros para la foto.click en la foto para ampliar.


 

              Llegaba el sábado a Castellón solo, en esta ocasión no me acompañaba ningún amigo, allí había quedado con mi compañero Mauri con el que compartiría hotel, por la mañana recogida de la bolsa del corredor, la feria del corredor como ya es costumbre en esta localidad muy pobre, bastante discreta, una camiseta, una mallita de mandarinas y un paquete de saladitos,  por la tarde paseos por la ciudad, en uno de ellos encontré a Pepi y Javi también haciendo de turistas, me comentaron que harían la prueba de 10k, habían decidido pasar un finde fuera y como no se puede pasar sin correr, se habían apuntado a la carrera corta.

              El domingo salió con una temperatura ideal para correr, bueno, a las nueve de la mañana hacía algo de fresquito, pero aceptable, cerca de 2000 corredores para el maratón, al final llegarían a meta 1.760, en esta carrera ya hay dinerito para los primeros, 5.000 euros para el primero, 3.000 para el segundo y así sucesivamente, esto supone que los atletas de Kenia y Etiopía se dieran cita como en años anteriores y por supuesto nos dieran a todos una lección de correr.
Detalle de la salida del maratón.click en la foto para ampliar.
 

              La prueba de maratón y la de 10000 transcurren bastante tiempo juntas, el recorrido del maratón pasa por todo el centro de la ciudad en hasta tres ocasiones, también llega hasta el puerto deportivo de Castellón, El Grao, en uno de los desdobles de la carrera me crucé con el grandísimo Santiago Hitos, bastantes más de 200 maratones le contemplan, estará más cerca de los 300 que de los 200, al que da un abrazo, el ambiente es bastante bueno durante toda la carrera exceptuando naturalmente la avenida que une el puerto con la ciudad que es bastante larga y que coincide con el paso de la media maratón, media que pasé en 2 07’ en un intento de guardar la ropa para no sufrir demasiado en la segunda parte, aun así creo que obré mal, tendría que haber hecho mi paso7u 8 minutos después dadas mis condiciones físicas, a mi paso por la media y tras sufrir un traspié que casi da con huesos en la lona coincido con una pareja de corredores valencianos que formaban parte del globo de 4 30, pero que se habían descolgado ligeramente del mismo ya que este, y dado que no llevaba demasiados corredores había decidido por unanimidad con ellos alargar un poco el paso para intentar algo más que esos 4 30.

              El tema de los globos no lo voy a entender nunca, ya lo he comentado en diversas ocasiones, hay que ser muy exacto para llevar un globo, hay personas que se unen a ellos en un intento de conseguir esa marca, pero que están muy justitos y si les das tirones los matas, yo, los 11 primeros kilómetros fui entre los globos de 4 15 y 4 30, pero a su paso por el km.9 la distancia entre ellos era de unos doscientos metros aproximadamente, hasta el speaker tuvo palabras de asombro e hizo el comentario de que alguno de ellos no estaba en el tiempo correcto, a partir de ese momento, el de 4 15 aceleró y ya me alcanzo el de 4 30, globo que como os comenté anteriormente también se marchó un poquito más deprisa de su tiempo con el acuerdo tácito de los seguidores.

              Solo esta pareja, con tiempos de paso escritos en una chuleta marcaban el ritmo exacto de las cuatro horas y media, con ellos fui, y mucho que me animaron por cierto hasta el km 33, me fueron aconsejado bastante en detalles que a pesar de mis muchas carreras me fueron bastante bién,siempre hay quién te puede enseñar algo en esto de las carreras, no los infravaloréis, si eso os ocurre alguna vez, poco puesta ponerlo en práctica, si no os funciona, pues nada, pero a lo mejor os sirven de mucho como a mí, nunca debemos pensar que lo sabemos todo, a partir de ese km 33 sentí la necesidad de regular un poquito más para no pegar el petardazo, era un ritmo demasiado justito para mí, los dejé ir lentamente hacia adelante y ya me quedé completamente solo, a esas alturas de carrera ya los corredores íbamos muy espaciados, ese, seguramente fue otro error que cometí, al quedarme solo perdí la poca motivación que me quedaba, la meta estaba a 9 km. de distancia y ya se me hicieron demasiado largos, al final como digo entré en 4 32 tiempo real, pero también es cierto que mi Garmin me midió 400 metros de más.

              Los avituallamiento más que perfectos, cada tres o cuatro km y algunos de ellos con fruta y geles, el ambiente muy bueno como ya dije anteriormente, si bien es cierto que decae mucho lógicamente al paso de corredores a partir de las 3 horas y media, y ya no digamos nada una hora después, un speaker hizo alusión en dos o tres ocasiones a mi paso al corredor "murciano" de Correbirras y a las cervezas que me tomaría al finalizar, ay que ver la fama que tiene por el territorio nacional este dichoso equipito, jejejeje.

              El avituallamiento final, muy bueno como siempre, cerveza, pizza calentita, frutas, galletas variadas, bidones con hielo para enterrar las “patas”, una toalla de grandes dimensiones y una medalla de finisher bastante normalita, ya es hora que entreguen alguna algo más fashion.

              Ha sido mi maratón nº 11,  y como dije anteriormente ya se lo que es la distancia sobradamente, ya no necesito que nadie me lo cuente, ahora me dedicaré por un tiempo a mis medias en un intento de alcanzar lo antes posible las 200, que también es otro reto, más o menos interesante, pero otro reto al fin y al cabo.

              Espero no haberos aburrido demasiado con este rollo, peor a alguien se lo tenía que contar, jejeje.

              Ahora dos medias más antes de que acabe el año y a comenzar el 2016 con la media de Santa Pola, otra que me había propuesto no repetir en esta edición, pero he vuelto a caer, si es que soy muy blandito.
 
Foto de la semana.-
 
Ya sé que esta foto está repetida, pero solo por esta vez me vais a permitir que se la dedique a su propietario, a Kiko Pérez García, en estos días ha comunicado que se retira definitivamente de las carreras, un corredor que lo ha sido casi todo en el terreno de los corredores populares, maratones, medias maratones, ultras, carreras de 100 km, ha sido finisher en Ironman, triatlones y distintos retos, es una pena que nos abandone, un corredor como él no debería hacerlo jamás, los pódiums a partir de ahora no serán lo mismo sin él, vaya de este blog mi más sentido abrazo y espero que no sea un adiós, sino un hasta pronto, un abrazo amigo.
 
 

jueves, 10 de diciembre de 2015

Media Maratón de Benidorm 2015


              Hola de nuevo, otra media más a mi saca, la nº 165, esta vez en la localidad de Benidorm.

              De nuevo volvía a Benidorm, ya sé que en uno de mis últimos posts dije que no pagaría 21 euros por correr esta media, pero, y a sabiendas de que puedo ser criticado por esto, diré que fue preferible este recule a quedarme en casa sin carrera, sigo pensando de todas formas que es una verdadera barbaridad pagar, aunque sea en el último tramo, 21 euros por una media.

              Bueno, y ahora, después de haberme autocriticado suficientemente pasaré al meollo de la cuestión.

              A esta carrera no le tengo ni cariño ni odio, me parece que tiene tramos bonitos y agradables y otros algo más sosos, pero no hay demasiadas carreras de esta distancia o más largas que dispongan de un recorrido bonito y céntrico.




Con Angel Granizo, todo un campeón. click en la foto para ampliar.

              El hecho de que haya tantísimos corredores extranjeros te hace sentir algo especial, te transporta, sobre todo a los que no hemos tenido la suerte ni la capacidad de ser buenos corredores, a las carreras internacionales, salvando claro está las distancias, el correr junto a ellos te supone un plus especial a la hora de correr, intentas, siempre dentro de tus posibilidades claro, adelantar a los que ves conversando en otro idioma, o simplemente lucen la elástica de otra nacionalidad, todos tenemos un pequeñito ego patriótico, luego viene la cruda realidad, lo puedes conseguir o no, jajajaja.

              Bueno, pues como dije, al final decidí apuntarme ante la posibilidad de no correr oficialmente ese domingo y tenerme que limitar a un entreno, fui solo, allí vi a algunos amigos, Ángel y Javi Granizo junto a la simpatiquísima Mariví, a la que felicité por su reciente distinción como reportera por parte del club Apol Ana, Fernando con su mujer, Las Marujas Acelerás con Paco, Rebeca, y a Raúl Gomariz repartiendo publicidad de su Media de Aspe, carrera a la que también estoy apuntado ya, al final decidí nuevamente acompañar y para variar a Alberto al final de la carrera como siempre, había otra paralela como ya es costumbre de 10k. que saldría 30 minutos antes.

              El día salió muy bonito para correr, las pretensiones como en tantas y tantas carreras ya, solo son acabar decentemente, si puede ser, sin lesiones y pasándotelo lo mejor posible.
Raúl haciendo de reportero improvisado.click en la foto para ampliar.

              El recorrido, bastante conocido ya por muchísimos de vosotros, comparte gran parte del mismo por la zona de las playas y otra parte por el interior de la ciudad y por su casco antiguo.

              A la altura del primer puesto de avituallamiento tengo la necesidad de hacer una parada técnica aprovechando una calle sin salida y Alberto sigue sin mí, cuando regreso le veo como a 250 metros, hay muchos corredores por medio, pero su sombrilla, a la que aún la eleva más su bandera española,  sobresale por encima de las cabezas, hay muchos kilómetros por delante y decido poner un puntido más para intentar alcanzarlo, pero no, no es posible, vamos a la misma velocidad, no puedo darle alcance, la sombrilla me sirve como referencia pero no puedo cogerle y eso me hace ir toda la carrera fuera de punto.

              Esta carrera no es precisamente llana, tiene alguna cuestecilla que se te atraganta bastante, sobre todo la que hay a la altura del km. 11, en esta, mucha gente echa pié a tierra, después lógicamente está la bajada, pero como que no compensa, tampoco diré que es una carrera dura ni mucho menos, es una media que te exige algo más que otras pero sin exageraciones.

              Al final 2 horas 1’ fue el tiempo que empleé en intentar coger a mi amigo/liebre Alberto, él lo hizo 250 metros delante.
Un buén grupo de gente maja.click en la foto para ampliar.

              A mi llegada, una ambulancia partía hacia una cercana clínica, no tenía ni idea de lo que se trataba, más tarde, ya en casa me enteré de que transportaba a un jovencísimo corredor local de 24 años que había entrado 15’ delante de mí y que se había desplomado a la llegada a meta, desgraciadamente nadie pudo hacer nada por salvar su vida, el corazón le jugó una mala pasada y cortó de raíz su corta vida D.E.P.

              He leído durante este tiempo mucho sobre los reconocimientos que no nos hacemos los corredores populares y creo honestamente que muchísimos de ellos tienen mucha razón, pero también es cierto que el fatal desenlace alcanza también a personas sanas y que no realizan ningún tipo de esfuerzo.

              Yo no he sido de los que me he preocupado demasiado de hacerme esos chequeos, hace un año aproximadamente y como consecuencia de haberle diagnosticado a un tío mío una miocardiopatía hipertrófica, que es la causante de la muerte súbita en deportistas, tuve que hacerme una revisión ya que esta enfermedad es hereditaria, es un engrosamiento de las paredes del corazón sin causa aparente y que produce en algunas ocasiones el fatal desenlace, cuando esto ocurre no hay remedio, es prácticamente imposible su recuperación, parece ser que el mayor riesgo existe entre los 20 y los 40 años, sin que los que ya no tenemos esa edad estemos lógicamente exentos.

              Al principio tuve mis dudas sobre si realizarme o no este chequeo, suponía mucho para mí el hecho de que fuese positivo el resultado y tuviese consecuencias en mi vida deportiva, al final opté por lo más sensato y me realicé el ecocardiograma, afortunadamente salió negativo y pude respirar tranquilo, aunque los que lo padecen, pueden hacer ejercicio moderado según me explicaron.

              Yo creo que sin esta dolencia hay muchos deportistas, y por supuesto gente que no practica deporte alguno, que sufre estos desgraciados desenlaces, y creo que en algún momento de nuestra vida deportiva, y sobre todo si estamos, yo desgraciadamente ya no, entre este tramo de edad 20-40 años deberíamos hacerlo por nuestra tranquilidad, creo que sería como pagar una inscripción a una carrera importantísima, la carrera de la vida.

              Y ahora cambiando de tema también os diré que la bolsa del corredor contenía una camiseta alusiva a la prueba de manga larga de color negro y como finisher había una bonita medalla que te colocaban a la llegada a meta.

              Los avituallamientos, como siempre suficientes, cada cinco kilómetros, y el avituallamiento final bueno, con fruta y bebidas reparadoras, me sirvió como preparación al maratón de Castellón,

1.272 llegados a meta en la media y 794 para los 10K.

              Como una anécdota simpática os diré que quede en la clasificación final como segunda veterana F, si si, habéis leído bien, segunda veterana F, la organización tuvo a bien cambiarme de sexo sin mi consentimiento y ahora me estoy pensando en mantenerlo, es la única forma de coger algún trofeo, el programa de clasificaciones será de los que se descargan de internet gratuitos, jajajajaja porque somos muchos los que estamos en las mismas condiciones, hombres que hemos clasificado como mujeres y viceversa, un saludo amigos.
La foto de la semana.-
No podía pasar mas tiempo si sacar en esta sección a todo un campeón, es el bueno de Emilio Saura, también es miembro del equipo Correbirras, no es consciente del potencial que tiene en sus piernas, solo la artrosis que ahora le aqueja puede pararle, es capaz de hacer tiempazos en las pocas carreras en que se lo propone, lo dicho, este tío, cuando quiera y como quiera.click en la foto para ampliar.



miércoles, 2 de diciembre de 2015

Carrebirras 2015


              Bueno amigos, otra vez con retraso os pongo esta crónica, pero esta vez los motivos son más que justificados, la pasada semana falleció repentinamente el hermano de mi mujer y esto me ha llevado de cabeza unos cuantos días como os podéis imaginar.

              La carrera en esta ocasión se disputaba en la localidad murciana de Molina de Segura, más concretamente en la urbanización La Alcayna, urbanización a la que nos costó un poquito llegar, el chino que vive en el interior de mi navegador al parecer tenía su día libre. Digo nos costó porque fuimos Alberto el sombrilla y yo, acompañados por el veterano corredor elchero Manolo Hurtado.
    Antonio Rico a su llegada.click en la foto para ampliar
 

              La carrera consistía en una prueba de resistencia, 4 horas, modalidad de acero y 2 horas, modalidad de bronce, además también se disputó una para los pequeñajos de 2 km, esta prueba viene en sustitución de otra que se celebraba en el mismo lugar pero de 6 horas de duración, con organización diferente.

              Como es lógico tanto Alberto como yo nos habíamos apuntado a la modalidad de acero, es decir a las cuatro horas, Manolo lo hizo en la de dos.

              La mañana no diré que saliera fresquita, jejeje…salió con un frío de……., bueno no caeré en la pedantería de decir una palabrota, algunos corredores haciendo gala de su gran valentía salieron en tirantes, yo, haciendo honor a mi poca valentía me puse los manguitos y hasta los guantes, y que conste que no fui el único.
           Nan con Rafa en la entrega de dorsales.click en la foto para ampliar.
 

              La salida puntual a las 9 de la mañana, como es lógico la mayoría de corredores pertenecíamos al club organizador, Correbirras, ya estaba todo en marcha, se trataba de dar vueltas con síndrome de hámster sin parar hasta las 13 horas, un desafortunado, penoso, aburrido y lamentable  speaker trataba sin éxito de animar la carrera, cualquier persona del público lo hubiera hecho infinitamente mejor.

              El circuito, parte de asfalto y parte de tierra consta de 2 km. de distancia con banderines cada 100 metros, más tarde os diré la misión de los banderines, el circuito da la impresión de tener la misma parte de subida que de bajada, es decir, un kilómetro aproximadamente de subida, y el otro de bajada, en la parte de la subida y al entrar en la tierra había que franquear una acera con su correspondiente bordillo, bordillo que si bien al principio estaba hasta gracioso, a medida que pasaban las vueltas se hacía poco de querer, yo en un momento de la carrera llegué incluso a odiarlo, parecía estar cada vez más alto, la última media hora de carrera parecía el muro de Berlín, y a muchos corredores, a juzgar por sus comentarios les parecía lo mismo.
            Paco Bravo y Julián en la comida.click en la foto para ampliar.
 

              Este tipo de carreras son cómodas en el sentido de que a cada vuelta tienes el avituallamiento, tanto sólido como líquido que pone la organización, además siempre tienes la posibilidad de tener el tuyo propio, hasta tu vehículo tienes a mano para cualquier contingencia que te surja, solo tienes que aguantar el tiempo estipulado, al final el corredor que logre una mayor distancia en ese tiempo se erigirá como ganador.

              Como es lógico estas carreras tienen poco que contar, solo correr y correr, los que van más rápido que tú te adelantan tropecientas veces, y tú haces lo propio con los más lentos.

              Como ya es costumbre salí con Alberto, al final tendremos que casarnos, lo sentiré por Maite, su mujer, dimos juntos varias vueltas, una parada técnica mía junto a un arbusto hizo que me sacara unos cuantos metros de ventaja, metros que ya no sería capaz de recuperarle, por lo que tuve que hacer prácticamente toda la carrera en solitario, bueno había muchísimos corredores conocidos y amigos que te adelantaban constantemente por lo que amena si se puede decir que fue la carrera.

              Cuando llevábamos 2 horas de carrera se dio la salida a la prueba corta, si corta se le puede decir a la de dos horas, y entonces la afluencia ya si fue más importante, la finalidad era acabar todos los corredores al mismo tiempo, cosa lógica y normal.

              Al final mi distancia fue de 37.500 metros, quedé segundo en mi categoría por detrás de mi amigo Alberto, que se llevó el primer premio de los veteranísimos, tampoco es estrictamente necesario decir cuántos corríamos en esa categoría.

              La organización fue muy buena, fueron muchos los aciertos, muchísimos, pero también hubo algún fallito que otro y no sería consecuente conmigo mismo si no los detallase. Como dije anteriormente había unos banderines cada 100 metros, ellos serían los encargados de servir como referencia para colocar a cada corredor la distancia conseguida, es decir, la medición no era exacta, a cada corredor se le colocaba en el tramo en que había acabado redondeando las centenas, supongo que todos los voluntarios lo harían al alta, redondeando por arriba, este dato no lo tengo, pero esto no tuvo la mayor importancia ya que la cantidad de corredores participantes no planteó problema alguno, solo en los últimos 600 metros hubo un poco de desorganización, los voluntari@s encargados de esta tarea no estuvieron lo suficientemente diligentes y hubo algún mal entendido y se tuvieron que hacer algunos “apaños”.

              La entrega de trofeos fue perfecta, yo, noté que el que se me entregó como segundo clasificado en mi categoría no tenía las dimensiones que me hubiesen gustado, era diminuto, pero supongo que como prácticamente nunca “pillo” el ansia me pedía una especie de monolito gigante.

              Hubo trofeos para muchísimas categorías, tanto masculinas como femeninas, además también tuvimos una serie de regalos que fueron entregados por sorteo, unos preciosos jamones, y unos lomos de gran tamaño, además de otros regalos no comestibles, tengo que decir que, como si de un apaño se tratase la comitiva alicantina nos trajimos para la capital levantina casi todos los nutrientes, he escrito nos trajimos, pero lo cierto es que yo nuevamente me vine de vacío, no son los sorteos lo mío, la bolsa del corredor estaba bastante bien, con una botella de un buen vino y una camiseta alusiva a la prueba de muy buena calidad.
     Comida de hermandad posterior a la carrera.click en la foto para ampliar.
 

              Una vez finalizado el acto de entrega de trofeos nos dirigimos a comer, en la inscripción nos entraba la comida, a los acompañantes también por el módico precio de cinco euros, teníamos preparada una…… una….. una…. no es que se enganche el cursor, es que no sé cómo definir la comida, era como una especie de paella pero sin serlo, era como una amalgama de arroz con poco pollo de unos veinticinco centímetros de espesor totalmente engachada e incomible que solo el hambre reinante hizo que desapareciese, tanto los alicantinos como los murcianos sabemos afortunadamente mucho de arroces para desgracia de los cocineros, una bebida por comensal y a casa con las piernas para ponerlas en adobo.

              Tengo que decir que toda organización conlleva una responsabilidad muy grande y mucho trabajo, que son absolutamente disculpables los pequeños fallos que pudieron haber, la perfección desgraciadamente no existe, los voluntarios también tuvieron su parte importantísima y cumplieron con creces, en fin una carrera para repetir si tienes ganas de darte una buena pasada de kilómetros en un formato diferente.

              Ahora a seguir con mi endiablado trimestre, un saludo amigos.
 
 
 
Foto de la semana:
 
En la presente instantánea vemos al veloz corredor del equipo Correbirras Javier Santos, es realmente rápido, es una atracción verlo correr, se desliza por el asfalto como una pluma, dentro de poco lo veremos en los telediarios, es una atracción mundial y como tal se le trata, grande este tío.click en la foto para ampliar.