jueves, 5 de mayo de 2016

Via Verde Maigmó-Agost 2016


Hola amigos, después de un unos meses sin comunicaros absolutamente nada, de nuevo estoy con vosotros, el trimestre final del pasado año, en el que me sobrepasé muy mucho con las carreras me han pasado factura desde el punto de vista mental, y también físico, para qué negarlo, pero sobre todo mental, como digo después de navidades solo corrí la media maratón de Orihuela, la que hacía la nº 167 de mi cosecha, y la corrí con mas pena que gloria, ese día y, agotado mentalmente, decidí parar por completo y, tal vez intentando justificar mi parón, me comprometí con mi hijo a ayudarlo en acabar su nueva vivienda.

Una vez cumplido este trámite, y sobre todo, colocar casi todas las piezas de mi cabeza en su sitio, de nuevo estoy en la lucha, algo sobrepasado de peso, pero con renovadas ilusiones.

Durante este periodo en el equipo Correbirras hemos sufrido la pérdida de nuestro compañero Paquito Amat, haciendo lo que mas le gustaba, corriendo el maratón Ojos Negros de Castellón, compañero de equipo y también de entrenos, ya no está con nosotros, pero siempre tendré el recuerdo de haber compartido muchas tardes entrenando con él, Paquito D.E.P.

Y ahora volviendo a lo estrictamente deportivo, porque como se dice en el circo, “el espectáculo debe seguir” aunque siempre lo tengamos en nuestro recuerdo, os diré que llevo cuatro dias de entrenamiento otra vez, y ya me he atrevido a correr la bajada a Agost de la Via Verde, un total de 23 km. que si bién son las algo mas de tres cuartas partes en ligero, pero constante descenso, los últimos tres compensan parte del anterior recorrido ya que es bastante durillo hasta la meta.
                                Equipo Correbirras que corrimos en esta carrera.

Ya he corrido esta carrera en varias ocasiones, y mi intención no era otra que intentar acabar decentemente y acumular kms. para poder afrontar la media de Alicante el próximo día 15 con alguna garantía después de este tremendo parón, y por acabar decentemente me refiero a caminar si fuese preciso los últimos kilómetros, ya que esta distancia hacía meses que no la hacía.

A esta carrera nos hemos presentado muchos Correbirras en un intento de rendir un modesto homenaje a Paquito, el presi se desplazó desde su Murcia querida para correr con nosotros, en la salida propusieron acabar todos juntos en su recuerdo y, esto a mí no me venía para nada bién en mi estrategia, no podía hacer que todos ellos corriesen a mi cansino ritmo, y tampoco me veía capaz de incrementar el mio lo suficiente como para no molestarlos demasiado.

Los autocares nos subieron a los corredores hacia la salida, hacia la sierra del Maigmó y allí, tras un sentido minuto de silencio por nuestro compañero partimos unos minutos pasadas las 10 de la mañana hacia la meta, hacía, no diré que frio, pero si un fresquete que hizo que algunos corredores echasen mano de prendas algo mas gruesas, los que decidimos subir a los autocares con tirantes ya no tuvimos esa opción.

Salimos todos los Correbirras mas o menos agrupados, algunos de ellos pronto y, sin darse cuenta comenzaron a despegarse un poquito, era lógico, yo a mi ritmito, guardando la viña, los llevaba algunos metros delante, no quería apretar para intentar cogerlos, sabía que al final lo pagaría y decidí seguir a mi marcha en un intento de que se olvidasen de mi, jajajajaja

Sobre el km. 5 me alcanzó Martín, al que no había visto, me cogió la botella de agua para llevarmela y me indicó que no se separaría de mì en el resto de carrera, en un principio pensé que eso me obligaba, pero pronto comprendí que ese gesto se merecía que pusiese de mi parte todo lo posible para no fallarles.

Los tuve a todos haciendo la goma constantemente, a todos menos a Martín, que como me prometió, no se separó de mi en ningún momento, es realmente alagador que corredores como Martín, Roberto, Javi, Alfonso, Seve y compañía, que son bastante rápidos se sacrificasen por entrar conmigo.
                                Respetuoso minuto de silencio antes de la salida.
 

La carrera, no tiene mucho mas que comentar, es una bajada suave pero constante desde su salida hasta el km. 20 aproximadamente, por un terreno de gravilla y tierra e irregular en algunos puntos, y a partir de ese punto kilométrico ya se inicia una subida hacia la población, ahora ya si, por asfalto, que se hace dura sobre todo después de la distancia que ya llevas en las piernas, tres avituallamientos con agua, isotónicos, platanos y dátiles, no tiene bolsa del corredor ya que es totalmente gratuita y financiada por la Diputación de Alicante.

Alguién me comentó en el último kilómetro en tono jocoso, que me aprovechase, que ya no volvería a entrar con todos ellos en meta.

Al final, y como no podía se de otra forma entramos juntos en meta en una emotiva llegada en 2 15' ante el reconocimiento de los presentes y la presencia de la mujer y la hija de Paco.

El compromiso de entrar con ellos me hizo en algún momento sufrir algo mas de lo que tenía pensado, pero es cierto que pude hacerlo y al final me sentí bién por el entreno que había supuesto para mi.

El avituallamiento final como siempre, bastante decente, bebidas reparadoras, cerveza y cocas.

Ahora a pensar en la media de Alicante, media en la que tengo entendido que no hay demasiados inscritos, y es posible, que si no se produce un arreón de última hora, sea un fracaso, yo la correré porque tengo el compromiso de hacerlo con unos compañeros y por último la de Almansa el próximo día 21.
 
 




lunes, 21 de diciembre de 2015

Media Maratón de El Campello


              Bueno, pues otra carrera más para comentar, otra media, la nº 166, esta vez en la localidad alicantina de El Campello.

              Después del maratón del pasado domingo en Castellón no me quedaban muchas ganas de folclore, pero no tenía más remedio que hacerle frente a las “obligaciones contratadas” y tenía que cumplir con el contrato.

              No he corrido en esta localidad ninguna de las dos medias que se han realizado anteriormente en ella, no recuerdo bien los motivos, pero lo cierto y verdad es que no tengo, o mejor, no tenía sensación de haberme perdido nada interesante, además la empresa que organiza esta carrera no me cae excesivamente simpática, esta media, como no podía ser de otra forma va acompañada de su rémora, es decir de la carrera de 10 kilómetros.
                Con Inma y Fede.click en la foto para ampliar.




              Me presenté temprano, recogí el dorsal y la camiseta alusiva de la prueba y esperé la llegada de algunos amigos en el interior, fuera en la calle hacía fresquito, yo, que arrastraba y arrastro un bonito catarro aún lo notaba más, tuve dudas hasta el último momento de correrla, el catarro no me ha dejado entrenar en toda la semana y no quería empeorar, no obstante el tiempo previsto eran unos 16 grados y sol durante la carrera, eso me aclaró bastante las dudas, hasta opté por tirantes, y eso que no es mi primera opción nunca.

              Fueron llegando algunos Correbirras, Fernando con su mujer, Roberto con Nan, Martín y Lidia, que no corrían, Paquito Amat, Paco H., Emilio, Juanito Pomares, Javi, también llegaron más amigos, cada uno con sus objetivos.

              Antes de la salida conocí a dos compis de la localidad de Novelda, Inma y Fede, con los que departí amigablemente un rato, no conocía el recorrido, he corrido varias veces en El Campello pero carreras más cortas, el recorrido de la media no lo conocía.
   Con mi amigo Paquito Santacreu.click en la foto para ampliar.

              La salida ya comenzó mal, diez minutos de retraso, todos los corredores en línea de salida y no acababa de arrancar la cosa, por fin tomamos la salida y nos dirigimos hacia el centro del pueblo, el fresquito no se había marchado todavía, si pasabas por el sol bueno, pero por la sombra se notaba, se callejea bastante, llegamos a la playa y nos dirigimos hacia la de San Juan, allí tenemos dándonos ánimos a Nan, Lidia y el personal trainer Martín, que observa el rendimiento de sus pupilos, en el km. 7 aproximadamente veo con dificultad, ya que ninguna persona indicaba con su presencia el desvió, un cartel que indica el giro a los que solo correrán 10 kilómetros hacia la derecha, el resto seguimos recto, pasa lo que tiene que pasar, que ya nos quedamos los de la media muy espaciados, continuamos hasta el límite con la población de San Juan y su playa, en ese punto regresamos por la carretera que hay junto a la playa hacia el punto de origen, antes, y para llegar a este punto hemos tenido que dar buena cuenta de algunas subiditas, algunas de ellas que se agarraban bastante a las piernas como garrapatas, tres avituallamientos, 5,7 y 17, las piernas me responden bastante mejor de lo que me esperaba pero el catarro no me deja respirar tranquilo y noto el pecho demasiado cargado, pero cierto es que no me estoy exigiendo demasiado y no sería justo ponerlo como excusa.
Equipo Correbirras en El Campello.click en la foto para ampliar.

              Al regreso, ya calienta el sol un poco más y ya me encuentro más animado, me tomo mi gel salvador y adelanto a algunos que van peor que yo, de nuevo paso por la playa de El Campello para afrontar a su fin los últimos tres kilómetros, estos se hacen interminables, subidas y bajadas constantes, muchísimo callejeo, pero muchísimo, hasta el punto que tuve que preguntar tanto a la policía como a los voluntarios algunas veces por la dirección a tomar.

              Al final línea de meta, 2 horas justas, no demasiado cansado pero con malas sensaciones con respecto al catarro, nos entregan la medalla de finisher y bajamos al parking donde está el avituallamiento final, allí lógicamente no da el sol y hay corriente, noto que acabo de jorobarla, tengo escalofríos y me voy al coche a vestirme pero ya es demasiado tarde, la he cagado y ya no tiene remedio, ahora sí que estoy chungo.
Animadoras incondicionales.click en la foto para ampliar.

              A mi llegada a meta me comentan, yo lógicamente no lo he presenciado, como ha habido algún grito de más y algún mosqueo con los primeros clasificados de los 10k algunos corredores, al parecer debido a la mala señalización, ahora unos le echaran la culpa a los otros, y los otros a los unos, como digo, algunos corredores se han perdido y han tenido que recorrer kilómetros de más, creo que alguien de la organización dejó caer aquello de que la culpa la tuvo la policía, que no les había indicado a los corredores la dirección a tomar, a ver cuándo se enteran los organizadores, que la policía está en los diferentes puntos para regular el tráfico y evitar accidentes con los corredores, no están para mirar los dorsales e indicar hacia donde tiene que girar cada uno, ellos, y solamente ellos son los responsables de que toda la señalización esté, no clara, clarísima, parece mentira que no sepan lo que jode correr kilómetros de más, y más aún si te estás jugando las primeras plazas, porque no quiero pensar que los agentes que abren la carrera no supieran el recorrido, si es que ese fue el problema, pero que a estas alturas de la película nadie de la organización sepa todavía que pasó realmente para que un montón de corredores se despistase manda h…….

              La conclusión que saco de esta carrera es la siguiente, el recorrido tiene lógicamente su parte bonita, solo faltaría eso corriendo por las playas alicantinas, pero también es cierto que se callejea demasiado, que hay un par de subiditas dentro de los tres últimos kilómetros que endurecen muchísimo la carrera, y que son muy poquitos los corredores que toman parte en esta prueba, 451 llegados a meta en la media, y 307 en el 10k, no sé si repetiré, puede ser que no.

              En las 9 últimas semanas llevo, cuatro medias, dos maratones, la vuelta a la Foia y la Carrebirras de 4 horas, este finde ha tocado descansar, bueno, es que he currado  por las elecciones, creo que me va a venir bien, pero al siguiente iremos otro año más a pasar frio a Aspe para despedir el año.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Maratón de Castellón 2015


              Cuando en noviembre de 2011 me decidí a hacer mi primer maratón ya tenía en mi haber unas 120 medias maratones aproximadamente, no sabía lo que era correr esa distancia, tenía una mezcla de miedo y expectación, no quería sufrir más de lo necesario, pero por otro lado también quería sentir en mis carnes lo que supone correr un maratón, ahora, cuatro años después he corrido este fin de semana mi maratón nº 11, Valencia, 2 veces Sevilla, Ciudad Real, Málaga, 3 Veces Castellón, Murcia, Vía Verde de Castellón y el maratón en pista de Ceutí, he corrido varias pruebas de más de 30 km, otras de 60 km y unas 50 medias aproximadamente en esos mencionados cuatro años.

              Ya sé que muchos de vosotros pensareis y con mucha razón, que eso no es nada comparado con lo que algunos lleváis ya en vuestras carnes, pero también es cierto que otros muchos no se habrán atrevido, y para mí, creo que está bastante bien.

              Todo esto viene a colación, porque este fin de semana he llegado a la conclusión de que voy a dejar por un tiempo la distancia de Filípides, ya no me llena sufrir sin conseguir una meta, a partir de mi tercer maratón no he preparado absolutamente ninguno de los que he corrido y eso me ha llevado a sufrir más de lo necesario, es cierto que en ninguno de ellos he pasado de las 4 horas y 32 minutos, si exceptuamos el que el pasado año corrimos recién operados tanto Albero como yo, y en que nos fuimos a unos “intolerables” 4 40’, 4 10’ es mi MMP en maratón, pero también es cierto que llegado a este punto me apetece preparar uno a conciencia cuando pueda entrenarlo decentemente e intentar hacer sub 4 por ejemplo, o correr alguno en algún lugar especial, si hay que sufrir, “que sea por una causa justificada” las medias maratones son como unos entrenos largos, en las que al menos yo me encuentro cómodo y no sufro demasiado, pero un maratón es un esfuerzo especial al que ahora ya me apetece sacarle algún provecho, correrlos por correrlos ya no me llena, al menos por ahora.

No podría haber elegido mejores compañeros para la foto.click en la foto para ampliar.


 

              Llegaba el sábado a Castellón solo, en esta ocasión no me acompañaba ningún amigo, allí había quedado con mi compañero Mauri con el que compartiría hotel, por la mañana recogida de la bolsa del corredor, la feria del corredor como ya es costumbre en esta localidad muy pobre, bastante discreta, una camiseta, una mallita de mandarinas y un paquete de saladitos,  por la tarde paseos por la ciudad, en uno de ellos encontré a Pepi y Javi también haciendo de turistas, me comentaron que harían la prueba de 10k, habían decidido pasar un finde fuera y como no se puede pasar sin correr, se habían apuntado a la carrera corta.

              El domingo salió con una temperatura ideal para correr, bueno, a las nueve de la mañana hacía algo de fresquito, pero aceptable, cerca de 2000 corredores para el maratón, al final llegarían a meta 1.760, en esta carrera ya hay dinerito para los primeros, 5.000 euros para el primero, 3.000 para el segundo y así sucesivamente, esto supone que los atletas de Kenia y Etiopía se dieran cita como en años anteriores y por supuesto nos dieran a todos una lección de correr.
Detalle de la salida del maratón.click en la foto para ampliar.
 

              La prueba de maratón y la de 10000 transcurren bastante tiempo juntas, el recorrido del maratón pasa por todo el centro de la ciudad en hasta tres ocasiones, también llega hasta el puerto deportivo de Castellón, El Grao, en uno de los desdobles de la carrera me crucé con el grandísimo Santiago Hitos, bastantes más de 200 maratones le contemplan, estará más cerca de los 300 que de los 200, al que da un abrazo, el ambiente es bastante bueno durante toda la carrera exceptuando naturalmente la avenida que une el puerto con la ciudad que es bastante larga y que coincide con el paso de la media maratón, media que pasé en 2 07’ en un intento de guardar la ropa para no sufrir demasiado en la segunda parte, aun así creo que obré mal, tendría que haber hecho mi paso7u 8 minutos después dadas mis condiciones físicas, a mi paso por la media y tras sufrir un traspié que casi da con huesos en la lona coincido con una pareja de corredores valencianos que formaban parte del globo de 4 30, pero que se habían descolgado ligeramente del mismo ya que este, y dado que no llevaba demasiados corredores había decidido por unanimidad con ellos alargar un poco el paso para intentar algo más que esos 4 30.

              El tema de los globos no lo voy a entender nunca, ya lo he comentado en diversas ocasiones, hay que ser muy exacto para llevar un globo, hay personas que se unen a ellos en un intento de conseguir esa marca, pero que están muy justitos y si les das tirones los matas, yo, los 11 primeros kilómetros fui entre los globos de 4 15 y 4 30, pero a su paso por el km.9 la distancia entre ellos era de unos doscientos metros aproximadamente, hasta el speaker tuvo palabras de asombro e hizo el comentario de que alguno de ellos no estaba en el tiempo correcto, a partir de ese momento, el de 4 15 aceleró y ya me alcanzo el de 4 30, globo que como os comenté anteriormente también se marchó un poquito más deprisa de su tiempo con el acuerdo tácito de los seguidores.

              Solo esta pareja, con tiempos de paso escritos en una chuleta marcaban el ritmo exacto de las cuatro horas y media, con ellos fui, y mucho que me animaron por cierto hasta el km 33, me fueron aconsejado bastante en detalles que a pesar de mis muchas carreras me fueron bastante bién,siempre hay quién te puede enseñar algo en esto de las carreras, no los infravaloréis, si eso os ocurre alguna vez, poco puesta ponerlo en práctica, si no os funciona, pues nada, pero a lo mejor os sirven de mucho como a mí, nunca debemos pensar que lo sabemos todo, a partir de ese km 33 sentí la necesidad de regular un poquito más para no pegar el petardazo, era un ritmo demasiado justito para mí, los dejé ir lentamente hacia adelante y ya me quedé completamente solo, a esas alturas de carrera ya los corredores íbamos muy espaciados, ese, seguramente fue otro error que cometí, al quedarme solo perdí la poca motivación que me quedaba, la meta estaba a 9 km. de distancia y ya se me hicieron demasiado largos, al final como digo entré en 4 32 tiempo real, pero también es cierto que mi Garmin me midió 400 metros de más.

              Los avituallamiento más que perfectos, cada tres o cuatro km y algunos de ellos con fruta y geles, el ambiente muy bueno como ya dije anteriormente, si bien es cierto que decae mucho lógicamente al paso de corredores a partir de las 3 horas y media, y ya no digamos nada una hora después, un speaker hizo alusión en dos o tres ocasiones a mi paso al corredor "murciano" de Correbirras y a las cervezas que me tomaría al finalizar, ay que ver la fama que tiene por el territorio nacional este dichoso equipito, jejejeje.

              El avituallamiento final, muy bueno como siempre, cerveza, pizza calentita, frutas, galletas variadas, bidones con hielo para enterrar las “patas”, una toalla de grandes dimensiones y una medalla de finisher bastante normalita, ya es hora que entreguen alguna algo más fashion.

              Ha sido mi maratón nº 11,  y como dije anteriormente ya se lo que es la distancia sobradamente, ya no necesito que nadie me lo cuente, ahora me dedicaré por un tiempo a mis medias en un intento de alcanzar lo antes posible las 200, que también es otro reto, más o menos interesante, pero otro reto al fin y al cabo.

              Espero no haberos aburrido demasiado con este rollo, peor a alguien se lo tenía que contar, jejeje.

              Ahora dos medias más antes de que acabe el año y a comenzar el 2016 con la media de Santa Pola, otra que me había propuesto no repetir en esta edición, pero he vuelto a caer, si es que soy muy blandito.
 
Foto de la semana.-
 
Ya sé que esta foto está repetida, pero solo por esta vez me vais a permitir que se la dedique a su propietario, a Kiko Pérez García, en estos días ha comunicado que se retira definitivamente de las carreras, un corredor que lo ha sido casi todo en el terreno de los corredores populares, maratones, medias maratones, ultras, carreras de 100 km, ha sido finisher en Ironman, triatlones y distintos retos, es una pena que nos abandone, un corredor como él no debería hacerlo jamás, los pódiums a partir de ahora no serán lo mismo sin él, vaya de este blog mi más sentido abrazo y espero que no sea un adiós, sino un hasta pronto, un abrazo amigo.
 
 

jueves, 10 de diciembre de 2015

Media Maratón de Benidorm 2015


              Hola de nuevo, otra media más a mi saca, la nº 165, esta vez en la localidad de Benidorm.

              De nuevo volvía a Benidorm, ya sé que en uno de mis últimos posts dije que no pagaría 21 euros por correr esta media, pero, y a sabiendas de que puedo ser criticado por esto, diré que fue preferible este recule a quedarme en casa sin carrera, sigo pensando de todas formas que es una verdadera barbaridad pagar, aunque sea en el último tramo, 21 euros por una media.

              Bueno, y ahora, después de haberme autocriticado suficientemente pasaré al meollo de la cuestión.

              A esta carrera no le tengo ni cariño ni odio, me parece que tiene tramos bonitos y agradables y otros algo más sosos, pero no hay demasiadas carreras de esta distancia o más largas que dispongan de un recorrido bonito y céntrico.




Con Angel Granizo, todo un campeón. click en la foto para ampliar.

              El hecho de que haya tantísimos corredores extranjeros te hace sentir algo especial, te transporta, sobre todo a los que no hemos tenido la suerte ni la capacidad de ser buenos corredores, a las carreras internacionales, salvando claro está las distancias, el correr junto a ellos te supone un plus especial a la hora de correr, intentas, siempre dentro de tus posibilidades claro, adelantar a los que ves conversando en otro idioma, o simplemente lucen la elástica de otra nacionalidad, todos tenemos un pequeñito ego patriótico, luego viene la cruda realidad, lo puedes conseguir o no, jajajaja.

              Bueno, pues como dije, al final decidí apuntarme ante la posibilidad de no correr oficialmente ese domingo y tenerme que limitar a un entreno, fui solo, allí vi a algunos amigos, Ángel y Javi Granizo junto a la simpatiquísima Mariví, a la que felicité por su reciente distinción como reportera por parte del club Apol Ana, Fernando con su mujer, Las Marujas Acelerás con Paco, Rebeca, y a Raúl Gomariz repartiendo publicidad de su Media de Aspe, carrera a la que también estoy apuntado ya, al final decidí nuevamente acompañar y para variar a Alberto al final de la carrera como siempre, había otra paralela como ya es costumbre de 10k. que saldría 30 minutos antes.

              El día salió muy bonito para correr, las pretensiones como en tantas y tantas carreras ya, solo son acabar decentemente, si puede ser, sin lesiones y pasándotelo lo mejor posible.
Raúl haciendo de reportero improvisado.click en la foto para ampliar.

              El recorrido, bastante conocido ya por muchísimos de vosotros, comparte gran parte del mismo por la zona de las playas y otra parte por el interior de la ciudad y por su casco antiguo.

              A la altura del primer puesto de avituallamiento tengo la necesidad de hacer una parada técnica aprovechando una calle sin salida y Alberto sigue sin mí, cuando regreso le veo como a 250 metros, hay muchos corredores por medio, pero su sombrilla, a la que aún la eleva más su bandera española,  sobresale por encima de las cabezas, hay muchos kilómetros por delante y decido poner un puntido más para intentar alcanzarlo, pero no, no es posible, vamos a la misma velocidad, no puedo darle alcance, la sombrilla me sirve como referencia pero no puedo cogerle y eso me hace ir toda la carrera fuera de punto.

              Esta carrera no es precisamente llana, tiene alguna cuestecilla que se te atraganta bastante, sobre todo la que hay a la altura del km. 11, en esta, mucha gente echa pié a tierra, después lógicamente está la bajada, pero como que no compensa, tampoco diré que es una carrera dura ni mucho menos, es una media que te exige algo más que otras pero sin exageraciones.

              Al final 2 horas 1’ fue el tiempo que empleé en intentar coger a mi amigo/liebre Alberto, él lo hizo 250 metros delante.
Un buén grupo de gente maja.click en la foto para ampliar.

              A mi llegada, una ambulancia partía hacia una cercana clínica, no tenía ni idea de lo que se trataba, más tarde, ya en casa me enteré de que transportaba a un jovencísimo corredor local de 24 años que había entrado 15’ delante de mí y que se había desplomado a la llegada a meta, desgraciadamente nadie pudo hacer nada por salvar su vida, el corazón le jugó una mala pasada y cortó de raíz su corta vida D.E.P.

              He leído durante este tiempo mucho sobre los reconocimientos que no nos hacemos los corredores populares y creo honestamente que muchísimos de ellos tienen mucha razón, pero también es cierto que el fatal desenlace alcanza también a personas sanas y que no realizan ningún tipo de esfuerzo.

              Yo no he sido de los que me he preocupado demasiado de hacerme esos chequeos, hace un año aproximadamente y como consecuencia de haberle diagnosticado a un tío mío una miocardiopatía hipertrófica, que es la causante de la muerte súbita en deportistas, tuve que hacerme una revisión ya que esta enfermedad es hereditaria, es un engrosamiento de las paredes del corazón sin causa aparente y que produce en algunas ocasiones el fatal desenlace, cuando esto ocurre no hay remedio, es prácticamente imposible su recuperación, parece ser que el mayor riesgo existe entre los 20 y los 40 años, sin que los que ya no tenemos esa edad estemos lógicamente exentos.

              Al principio tuve mis dudas sobre si realizarme o no este chequeo, suponía mucho para mí el hecho de que fuese positivo el resultado y tuviese consecuencias en mi vida deportiva, al final opté por lo más sensato y me realicé el ecocardiograma, afortunadamente salió negativo y pude respirar tranquilo, aunque los que lo padecen, pueden hacer ejercicio moderado según me explicaron.

              Yo creo que sin esta dolencia hay muchos deportistas, y por supuesto gente que no practica deporte alguno, que sufre estos desgraciados desenlaces, y creo que en algún momento de nuestra vida deportiva, y sobre todo si estamos, yo desgraciadamente ya no, entre este tramo de edad 20-40 años deberíamos hacerlo por nuestra tranquilidad, creo que sería como pagar una inscripción a una carrera importantísima, la carrera de la vida.

              Y ahora cambiando de tema también os diré que la bolsa del corredor contenía una camiseta alusiva a la prueba de manga larga de color negro y como finisher había una bonita medalla que te colocaban a la llegada a meta.

              Los avituallamientos, como siempre suficientes, cada cinco kilómetros, y el avituallamiento final bueno, con fruta y bebidas reparadoras, me sirvió como preparación al maratón de Castellón,

1.272 llegados a meta en la media y 794 para los 10K.

              Como una anécdota simpática os diré que quede en la clasificación final como segunda veterana F, si si, habéis leído bien, segunda veterana F, la organización tuvo a bien cambiarme de sexo sin mi consentimiento y ahora me estoy pensando en mantenerlo, es la única forma de coger algún trofeo, el programa de clasificaciones será de los que se descargan de internet gratuitos, jajajajaja porque somos muchos los que estamos en las mismas condiciones, hombres que hemos clasificado como mujeres y viceversa, un saludo amigos.
La foto de la semana.-
No podía pasar mas tiempo si sacar en esta sección a todo un campeón, es el bueno de Emilio Saura, también es miembro del equipo Correbirras, no es consciente del potencial que tiene en sus piernas, solo la artrosis que ahora le aqueja puede pararle, es capaz de hacer tiempazos en las pocas carreras en que se lo propone, lo dicho, este tío, cuando quiera y como quiera.click en la foto para ampliar.



miércoles, 2 de diciembre de 2015

Carrebirras 2015


              Bueno amigos, otra vez con retraso os pongo esta crónica, pero esta vez los motivos son más que justificados, la pasada semana falleció repentinamente el hermano de mi mujer y esto me ha llevado de cabeza unos cuantos días como os podéis imaginar.

              La carrera en esta ocasión se disputaba en la localidad murciana de Molina de Segura, más concretamente en la urbanización La Alcayna, urbanización a la que nos costó un poquito llegar, el chino que vive en el interior de mi navegador al parecer tenía su día libre. Digo nos costó porque fuimos Alberto el sombrilla y yo, acompañados por el veterano corredor elchero Manolo Hurtado.
    Antonio Rico a su llegada.click en la foto para ampliar
 

              La carrera consistía en una prueba de resistencia, 4 horas, modalidad de acero y 2 horas, modalidad de bronce, además también se disputó una para los pequeñajos de 2 km, esta prueba viene en sustitución de otra que se celebraba en el mismo lugar pero de 6 horas de duración, con organización diferente.

              Como es lógico tanto Alberto como yo nos habíamos apuntado a la modalidad de acero, es decir a las cuatro horas, Manolo lo hizo en la de dos.

              La mañana no diré que saliera fresquita, jejeje…salió con un frío de……., bueno no caeré en la pedantería de decir una palabrota, algunos corredores haciendo gala de su gran valentía salieron en tirantes, yo, haciendo honor a mi poca valentía me puse los manguitos y hasta los guantes, y que conste que no fui el único.
           Nan con Rafa en la entrega de dorsales.click en la foto para ampliar.
 

              La salida puntual a las 9 de la mañana, como es lógico la mayoría de corredores pertenecíamos al club organizador, Correbirras, ya estaba todo en marcha, se trataba de dar vueltas con síndrome de hámster sin parar hasta las 13 horas, un desafortunado, penoso, aburrido y lamentable  speaker trataba sin éxito de animar la carrera, cualquier persona del público lo hubiera hecho infinitamente mejor.

              El circuito, parte de asfalto y parte de tierra consta de 2 km. de distancia con banderines cada 100 metros, más tarde os diré la misión de los banderines, el circuito da la impresión de tener la misma parte de subida que de bajada, es decir, un kilómetro aproximadamente de subida, y el otro de bajada, en la parte de la subida y al entrar en la tierra había que franquear una acera con su correspondiente bordillo, bordillo que si bien al principio estaba hasta gracioso, a medida que pasaban las vueltas se hacía poco de querer, yo en un momento de la carrera llegué incluso a odiarlo, parecía estar cada vez más alto, la última media hora de carrera parecía el muro de Berlín, y a muchos corredores, a juzgar por sus comentarios les parecía lo mismo.
            Paco Bravo y Julián en la comida.click en la foto para ampliar.
 

              Este tipo de carreras son cómodas en el sentido de que a cada vuelta tienes el avituallamiento, tanto sólido como líquido que pone la organización, además siempre tienes la posibilidad de tener el tuyo propio, hasta tu vehículo tienes a mano para cualquier contingencia que te surja, solo tienes que aguantar el tiempo estipulado, al final el corredor que logre una mayor distancia en ese tiempo se erigirá como ganador.

              Como es lógico estas carreras tienen poco que contar, solo correr y correr, los que van más rápido que tú te adelantan tropecientas veces, y tú haces lo propio con los más lentos.

              Como ya es costumbre salí con Alberto, al final tendremos que casarnos, lo sentiré por Maite, su mujer, dimos juntos varias vueltas, una parada técnica mía junto a un arbusto hizo que me sacara unos cuantos metros de ventaja, metros que ya no sería capaz de recuperarle, por lo que tuve que hacer prácticamente toda la carrera en solitario, bueno había muchísimos corredores conocidos y amigos que te adelantaban constantemente por lo que amena si se puede decir que fue la carrera.

              Cuando llevábamos 2 horas de carrera se dio la salida a la prueba corta, si corta se le puede decir a la de dos horas, y entonces la afluencia ya si fue más importante, la finalidad era acabar todos los corredores al mismo tiempo, cosa lógica y normal.

              Al final mi distancia fue de 37.500 metros, quedé segundo en mi categoría por detrás de mi amigo Alberto, que se llevó el primer premio de los veteranísimos, tampoco es estrictamente necesario decir cuántos corríamos en esa categoría.

              La organización fue muy buena, fueron muchos los aciertos, muchísimos, pero también hubo algún fallito que otro y no sería consecuente conmigo mismo si no los detallase. Como dije anteriormente había unos banderines cada 100 metros, ellos serían los encargados de servir como referencia para colocar a cada corredor la distancia conseguida, es decir, la medición no era exacta, a cada corredor se le colocaba en el tramo en que había acabado redondeando las centenas, supongo que todos los voluntarios lo harían al alta, redondeando por arriba, este dato no lo tengo, pero esto no tuvo la mayor importancia ya que la cantidad de corredores participantes no planteó problema alguno, solo en los últimos 600 metros hubo un poco de desorganización, los voluntari@s encargados de esta tarea no estuvieron lo suficientemente diligentes y hubo algún mal entendido y se tuvieron que hacer algunos “apaños”.

              La entrega de trofeos fue perfecta, yo, noté que el que se me entregó como segundo clasificado en mi categoría no tenía las dimensiones que me hubiesen gustado, era diminuto, pero supongo que como prácticamente nunca “pillo” el ansia me pedía una especie de monolito gigante.

              Hubo trofeos para muchísimas categorías, tanto masculinas como femeninas, además también tuvimos una serie de regalos que fueron entregados por sorteo, unos preciosos jamones, y unos lomos de gran tamaño, además de otros regalos no comestibles, tengo que decir que, como si de un apaño se tratase la comitiva alicantina nos trajimos para la capital levantina casi todos los nutrientes, he escrito nos trajimos, pero lo cierto es que yo nuevamente me vine de vacío, no son los sorteos lo mío, la bolsa del corredor estaba bastante bien, con una botella de un buen vino y una camiseta alusiva a la prueba de muy buena calidad.
     Comida de hermandad posterior a la carrera.click en la foto para ampliar.
 

              Una vez finalizado el acto de entrega de trofeos nos dirigimos a comer, en la inscripción nos entraba la comida, a los acompañantes también por el módico precio de cinco euros, teníamos preparada una…… una….. una…. no es que se enganche el cursor, es que no sé cómo definir la comida, era como una especie de paella pero sin serlo, era como una amalgama de arroz con poco pollo de unos veinticinco centímetros de espesor totalmente engachada e incomible que solo el hambre reinante hizo que desapareciese, tanto los alicantinos como los murcianos sabemos afortunadamente mucho de arroces para desgracia de los cocineros, una bebida por comensal y a casa con las piernas para ponerlas en adobo.

              Tengo que decir que toda organización conlleva una responsabilidad muy grande y mucho trabajo, que son absolutamente disculpables los pequeños fallos que pudieron haber, la perfección desgraciadamente no existe, los voluntarios también tuvieron su parte importantísima y cumplieron con creces, en fin una carrera para repetir si tienes ganas de darte una buena pasada de kilómetros en un formato diferente.

              Ahora a seguir con mi endiablado trimestre, un saludo amigos.
 
 
 
Foto de la semana:
 
En la presente instantánea vemos al veloz corredor del equipo Correbirras Javier Santos, es realmente rápido, es una atracción verlo correr, se desliza por el asfalto como una pluma, dentro de poco lo veremos en los telediarios, es una atracción mundial y como tal se le trata, grande este tío.click en la foto para ampliar.
 

 

 

 

 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Media Maraton de Pinoso 2015


              Hola amigos, media maratón nº 164 finalizada, en esta ocasión en Pinoso.

              Bueno, pues continuando con este apretado trimestre final, este fin de semana pasado tocaba la media maratón de Pinoso, esta carrera no la corría desde el año 2011, uno porque no se realizó y los otros dos por coincidencia con dos maratones, es una carrera que la he corrido en bastantes ocasiones, recuerdo que era la carrera que mejores y más bonitos trofeos de finisher entregaba a los que finalizaban la prueba, poco a poco fue menguando su bolsa del corredor y entre ese, y algún que otro motivo interno fue de más a menos hasta el punto de no celebrarse por falta de corredores.

              Ahora parece que han encontrado la gallina de los huevos de oro utilizando el mismo sistema que se ha puesto de moda en otras pruebas y que no es otro que el hacer varias carreras en una, así, junto a la media maratón ahora se corre una carrera de 10 km. una de 5 Km. y una marcha a pié.






            La simpatiquísima Mariví. click en la foto para ampliar.


              El recorrido está cambiado, por lo menos desde la última participación mía, seguramente ya lo estuvo el pasado, ahora la carrera en su inicio transcurre por el interior de la población unos tres kilómetros aproximadamente en cada una de sus dos vueltas, el resto como siempre por el campo junto a los viñedos.

              La afluencia de corredores, pues tengo que ser sincero, no acaba de re-despegar esta carrera, 500 corredores entre las tres distancias, la coincidencia con el maratón de Valencia y con otras carreras, junto con otras circunstancias que no acabo de comprender no permiten a esta prueba estar de nuevo entre las punteras de la provincia de Alicante.

              No había por tanto demasiados conocidos míos, cuatro Correbirras de nuevo en ella, Paquito Amat, Martin, Lidia, y el que suscribe, José Antonio Vicente, Raúl Gomariz, Javi Granizo con su simpatiquísima esposa Mariví, que este sábado será homenajeada por el equipo Apol-Ana de Alicante con motivo de su desinteresada labor fotográfica en las pruebas deportivas y por supuesto, por su majestuosa simpatía, Manu Carrasco, que corría en su pueblo, en fin, no demasiados conocidos.
               Jose Antonio que no se pierde una.click en la foto para ampliar.

              Llegué temprano como siempre, recogida del dorsal junto con la camiseta, bastante fresquete, se nota claramente la diferencia de clima con la capital, siempre hace frío en Pinoso, algunos años bastante, también es cierto que ocasionalmente ha hecho calorcito, pero no es lo habitual, cielo plomizo y bastante bruma, aunque no amenazaba lluvia, si cayeron unas gotitas mientras estaba de camino.

              Salida a las 10 horas en punto, antes un minuto de silencio por los fallecidos en Paris en el atentado, minuto de silencio respetadísimo y carrera en marcha, Lidia, a pesar de salir junto a mí, pronto pone una marcha más elevada y poco a poco se va, de tal forma que al finalizar el primer kilómetro ya me lleva unos cincuenta metros, yo no conocía este circuito nuevo para mí, no conocía la parte del centro, algunas cuestas y bajadas en el casco urbano y de nuevo salida hacia las afueras con un tramo de unos quinientos metros de tierra y piedras, dos vueltas como siempre, a la salida del pueblo en la primera vuelta ya se quedaban los corredores del 5.000, al finalizar la segunda se quedaron lógicamente los del 10.000, y la segunda vuelta toda completa para el resto, es decir para los de la media maratón.
            Con Julián recogiendo el dorsal.click en la foto para ampliar.

              Excuso el deciros como fue, al menos para mí esta segunda vuelta, solo, prácticamente solo todo el tiempo, las distancias entre mis seguidores y mis predecesores era muy grande, inmensa diría yo, mi espalda continua dándome la lata y me molestó más de lo deseable, pero tengo que acumular kilómetros para el domingo que viene, las cuatro horas de resistencia me esperan y también para el maratón de Castellón, que ya está a la vuelta de la esquina, a mitad de la segunda vuelta el sol apareció tímidamente, para acabar al final de la prueba luciendo del todo aunque no se podía uno broncear con su intensidad.

              Hacía mucho tiempo que no corría tantos kilómetros en solitario, la motivación era mínima, como digo, prácticamente no veía a los que corrían delante, de tal forma que haciendo un tiempo de 2 horas y un minuto, solo llegaron detrás de mí ocho corredores, solo 129 corredores llegamos a meta en la media maratón, la prueba más exitosa fue la carrera de 10 km con 265 llegados a meta.
               Martín y Paquito antes de la salida.click en la foto para ampliar.

              Los avituallamientos fueron suficientes, cada cinco kilómetros como mandan los cánones, el avituallamiento final, con fruta y bebidas refrescantes, la correspondiente botella de vino y un paquete de sal junto con una medalla de finisher fue lo que se nos entregó a los llegados a meta.

              Parece que ya definitivamente se ha puesto de moda el combinar varias pruebas en una, quizás algún día me dé cuenta de que es un aliciente para los corredores,  a día de hoy no se lo encuentro, no es una carrera cara, solo 10 euretes costaba la inscripción, el recorrido creo que ha mejorado algo al hacerlo coincidir algo más por el interior de la población, aunque la presencia de espectadores no se prodigue en prácticamente ningún lugar de la carrera, solo en la recta de meta hay gente animando.

              Tanto Martín, que corría en mi categoría, como Lidia “tocaron pelo” en el más puro argot taurino, ambos subieron al cajón.

              Ahora toca ya preparar la carrera del domingo en Molina de Segura, como dije antes, una carrera de resistencia de cuatro horas de duración, en el que se proclamará campeón en cada categoría el que sea capaz de hacer más kilómetros en un circuito de dos.

              Un saludo amigos.
La foto de la semana.-
              En la presente instantánea vemos al bueno de Joaquin Riaza, este amigo ha llegado hace poco tiempo a esto de las carreras pero ya ha hecho con creces los deberes, ha progresado de una forma brutal, antes de esto estaba dedicado en cuerpo y alma a divertirse y vivir la vida loca, ahora no os pongáis la meta de batirle, no lo coseguireis, el equipo Correbirras le fichó hace ya algún tiempo demostrando la gran visión de equipo que tiene.click en la foto para ampliar.


Enlace de fotos

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Media Maratón de Petrer 2015


              Hola amigos, de nuevo con vosotros para comentaros la nueva media maratón en la que he participado, esta es la nº 163 de mi cosecha y esta vez ha sido en la localidad de Petrer.

              Después de un par de años sin correrla completa, uno por no quedar dorsales y el pasado por la reciente operación solo me atreví con los 14 Kilómetros, este año me inscribí con tiempo suficiente, desde que han optado por hacerla en tres distancias diferentes hay problemas con los 700 dorsales que salen “a la venta”.
Norberto y la simpatiquísima Mariví.click en la foto para ampliar.
 

              Hay muchos iniciados que se atreven con creces con la distancia de 7 Km . sobre todo mujeres, que sobrepasan en su participación a la de los hombres en esta distancia, yo honestamente no acabo de ver demasiado bién las carreras con cada vez mas distancias, hacer una carrera tan corta sobre todo en un circuito al que hay que darle tres vueltas, no se, no se, la otra, la de 14 Km. es como ni si, ni no, sino todo lo contrario, es un quiero y no puedo, se arma un barrizal de dorsales increíble, tres colores diferentes, en cada vuelta se quedan un montón, y al final, la prueba reina se queda muy desangelada, solo la salva el hecho de que sea una vuelta relativamente corta, porque si no, las distancias entre corredores serían en esta tercera vuelta muy elevadas, pero supongo que la organización tendrá sus motivos para hacerlo, de esta forma está prácticamente garantizado el pleno, cerca de 450 corredores acabaron las dos pruebas cortas y solo 200 la media.

              Esta carrera la he corrido en muchísimas ocasiones y eso que el recorrido a mi juicio es aburrido hasta decir basta, no toca el casco urbano prácticamente, solo en línea de meta hay publico, pero aún así la corro, bueno, la verdad es que hay pocas medias por la zona que no corra, será por eso que repito.

              Salíamos temprano Martín, Lidia, Alfonso y yo, el equipo Correbirras al completo cabía en esta ocasión en un utilitario, paradojas de la vida, yo no tenía, y lo digo una vez mas, aún a fuerza de ser reiterativo, muchas esperanzas de acabar dignamente, desde el pasado día 25, es decir, en dos semanitas completas, no había corrido ni un solo kilómetro, un compromiso adquirido en una horita tonta, y del que me he arrepentido un millón de veces me hacía pintar la casa en estas dos semanas y por ende volver a padecer de nuevo de mi maltrecha y mal curada espalda.
Equipo Correbirras en Petrer.click en la foto para ampliar.
 

              Recogida del dorsal con poca afluencia de público, a Lidia, que había olvidado su D.N.I. no se lo entregaron, el incorruptible miembro de la organización nos lo negó por activa y por pasiva, no consintió en ningún momento, a pesar de las comprobaciones que le ofrecíamos y los ruegos intentando hacerle ver que el ser un poquito flexible no le depararía ningún tipo de problemas, que es cierto que el reglamento está para complirlo, pero siempre hay lagunas en las que se hace la vista gorda sobre todo si son tan insignificantes como esa, y sobre todo cuando estamos cansados de ver que hay muchísimas cosas durante una carrera en las que se podría aplicar el mismo de forma tajante, pero nada, no hubo nada que hacer, el recto proceder de esta vez un segundo organizador que se unió al primero nos lo impidió, que lástima que no fuesen tan diligentes ni tratasen de igual forma a otro corredor que en nuestra presencia también olvido el documento, pero que al ser conocido por ellos no tuvo nada mas que esperar un poco a que nos alejásemos y “voilá” dorsal entregado, con el consiguiente enfado de Lidia, a la que tuvimos que frenar para que no les afease la conducta, en fin, cosas del directo, al final consiguió una maltrecha fotocopia del permiso de conducir que andaba olvidada por el coche y problema resuelto afortunadamente.

              El día salió espectacular para correr, un clima muy bueno, ni frio ni calor, no diré el barato chiste de 0º, pero de verdad, una mañana buena, y eso que en esta localidad cuando dice de hacer frio la cosa se pone seria, yo he corrido allí con un frio del carajo, no había demasiados conocidos, los hermanos Granizo con la simpatiquísima Mariví en su tarea fotográfica, Marisa Puche y muy pocos conocidos mas, en esto si que ha perdido esta carrera, el nivel ha bajado bastante, los motivos serían cuestión de estudio.
Lidia en pleno esfuerzo.click en la foto para ampliar.
 

              A poco de la salida me quedé solo, Lidia, que había salido conmigo se marchó poquito a poco, yo preferí coger mi ritmo, ritmo que seguramente no me daría problemas, ya sabeis aquello de que los experimentos solo con gaseosa, me divertí bastante, el circuito y el desdoble de la carrera me permitió hacer bastantes fotos, creo que hay sobre setecientas, solo en los dos últimos kilómetros las piernas me recordaron que no tienen que estar inactivas tanto tiempo, sobre todo si intentas afrontar distancias algo serias.

              Al final marqué un crono de 2 00’ 53’’, de nuevo corrí con mis dos GPS, el nuevo y el viejo con el fin de comprobar cuál de ellos tiene una variación mayor, fueron prácticamente idénticos los resultados, y tengo una mala noticia para los que hayan hecho su MMP por poco, ambos relojes me marcaron 20.540 metros, es decir, medio kilómetro menos, esta media, generalmente no está bién medida, en los últimos cinco años las medidas que tengo anotadas son prácticamente idénticas, conclusión, le falta medio kilómetro.
Técnica depurada de nuestro amigo Martín.click en la foto para ampliar.
 

              Entrega de premios, bueno….a ver como os lo cuento, para las pruebas de 7 y 14 K. los cinco primeros de cada categoría tenían premio, pero solo el primero tenía trofeo, el resto una medalla sin alusión al puesto conseguido, es decir, de las que dan en algunas pruebas por participar, y para la media maratón solo a los tres primeros de cada categoría, pero también solo trofeo para el primero, los dos siguientes la misma medallita, un poco pobre el tema trofeos.

              El avituallamiento final, pues como siempre, botellita de vino, montadito de salchicha y fruta, bién.

              Este próximo domingo dia 15 de nuevo otra media, esta vez en Pinoso y el siguiente la Carrebirras, carrera de resistencia de 4 horas en Molina antes de afrontar el día 6 el otro maratón de Castellón, al final a Benidorm no iré, me había despistado un poco y al ir a apuntarme se han descolgado con 21 euretes, pues ale, con su pan que se lo coman.
 
 

 

 

martes, 10 de noviembre de 2015

Volta a la Foia 2015


              De nuevo otra entrada con retraso, prometo enmendarme en este sentido y espero que sea la última vez que ocurre.

              Pues ale, ya está acabada otra edición de la Volta a la Foia, carrera que celebraba en este año su edición XXX, a pesar de que es, bueno, mas bien diré era, una perfecta desconocida para muchos corredores, y la verdad es que no se el motivo, es cierto que antiguamente no disponíamos de las facilidades que hoy nos brinda internet, las carreras había que descubrirlas, pues eso, corriendo, por medio de la publicidad que te entregaban en las que corrías, y eso, afortunadamente en el día de hoy ya ha cambiado, yo concretamente hasta unos 7 u 8 años de empezar a correr no la descubrí, tal vez sea su peculiar distancia, ya que no es ni carne ni pescado, es decir ni media, ni maratón, es eso, una prueba particular que une las tres poblaciones, una prueba de 27’5 kilómetros y muy bonita, de hecho, todo el mundo que la descubre, tarde o temprano repite, dependiendo claro está de la preparación que tenga, pero , a poco que te encuentres con ánimos y fuerzas suficientes, seguro que repites.
Roberto y Nan con su barriguita.click en la foto para ampliar.

              El pasado año no la pude correr, mi reciente paso por el “taller” me lo impidió y este, por supuesto no podía dejarla pasar, sobre todo después de haber corrido la pasada semana el maratón de Ciudad Real, lo que equivalía a pensar que la distancia no se me atragantaría demasiado.

              A estas alturas supongo que pocas personas desconocen de que va esta carrera, para ellas diré que se trata de una carrera que une las tres poblaciones de la Foia, que son, Ibi, Castalla y Onil, cada año la organiza una población diferente, se van turnando de modo que si este año la ha organizado Ibi, el próximo será Castalla, y el anterior fue Onil, y que además tiene la variante de poderla hacer como “andarín” con salida una hora antes.

Equipo Correbirras.click en la foto para ampliar.
 

              La prueba es dura ya que transcurre por la montaña alicantina, la parte más “fácil” es desde Ibi a Castalla, después la subida hasta Onil y el tramo siguiente ya es más serio, es un constante subir y bajar, que acaba por romperte las piernas a poco que no estés preparado, en esta carrera se alternan días de fuerte calor con otros años en los que correr con gabán sería lo más adecuado, este año afortunadamente, y a pesar de que todos los informes presagiaban ducha, no ha hecho su aparición el líquido elemento y hemos podido disfrutar de una carrera sin sol y con una temperatura excelente para correr.

              Este año ha habido por lo menos que yo sepa una ligera variante en recorrido, a menos que ya lo hubiera el pasado año que no la corrí como antes mencioné, y que alguien me lo podrá corregir, y ha sido en parte del trayecto de Castalla a Onil, la zona paralela a la autovía se ha convertido ahora en una larguísima subida que, si bien no es de un perfil elevado no se acaba nunca, se hace realmente dura, menos mal que cuando la pasamos llevábamos unos 11 o 12 kilómetros.
Que tres monstruos me he elegido para la foto.click en la foto para ampliar.
 

              Me recogió temprano mi amigo Alberto para ver salir a los andarines que lo hacían una hora antes, recogida de dorsales y camiseta, este año te entregaban la talla que habías pedido y que estaba anotada en tu inscripción, y este dato me parece perfecto, no hace mucha gracia lo que ocurre en algunas carreras, que cuando intentas recoger la camiseta ya no quedan de tu talla, este año si había bastantes corredores de mi equipo, Gori, el murciano-alicantino, Martín, Lidia, Roberto, Paco Hergueta, Paco Amat, Joaquín Riaza y un servidor, bueno y Rebeca y Nan, está última por motivos evidentes no se vistió de corto, Rafa también vino desde Valencia acompañando a una amiga corredora, Pepi y su esposo Javi, también vino desde Murcia Manolo Rico a relajarse después de la responsabilidad y la tensión que seguramente le ha acarreado la preparación del pasado maratón de Murcia, bastantes “domingueros” de San Vicente, en definitiva, mucha afluencia de corredores a pesar de que muchos le temen a la distancia, y por su puesto a su dureza.
Tres grandes murcianos.click en la foto para ampliar.

              Yo, en pleno proceso de recuperación de mi espalda y en pleno tratamiento ya que me estaba inyectando, no me la podía perder, no sabía cómo respondería mi cuerpo, así que, como hice en Ciudad Real, crema y pastilla al canto antes de salir.

              Salí junto a Alberto como siempre que coincidimos y con la intención de acabar junto a él si fuera posible, se nos unió Leo, salimos exactamente delante del coche escoba, es decir en el último lugar, ya sabíamos que, con la velocidad que nos caracteriza, poco tardaríamos en adelantar a muchísimos corredores, poco a poco así fue sucediendo, Leo estaba como una campeona, en algunas ocasiones tomaba el mando del trio, en el buen sentido, jajajaja y en otras era Alberto el que marcaba el ritmo, así pasamos por Castalla y Onil, solo después de esa segunda localidad Alberto, que tiene serios problemas con las subidas debido “a lo suyo” comenzó a hacer la goma, yo, que si abandono mi ritmo, sea el que sea, lo paso mal, poco a poco me fui despegando de ellos cuando faltaban unos ocho o nueve kilómetros y aunque por poca distancia no llegamos juntos.
Leo bastante enfadada.click en la foto para ampliar.
 

              Uno de los problemas que tiene esta carrera, sobre todo para los primeros clasificados que van mucho más deprisa evidentemente es el de los andarines, que a pesar de los consejos de la organización, no siempre respetan el paso de los corredores haciéndose hacia un lado y dejándoles sitio suficiente para pasar sin entorpecerles el ritmo, ellos van de forma jocosa y animada, como no podía ser de otra forma a lo ancho del recorrido y eso en ocasiones molesta bastante.

              Avituallamiento cada 5 kilómetros, y el avituallamiento final, muy surtido de fruta, y como cada año que finaliza en Ibi, con pizza calentita incluida.
Pepi y Lidia, dos buenas amigas.click en la foto para ampliar.
 

              Algunos años he tenido que echar pié a tierra debido a mi falta de preparación, es decir, he tenido que andar en algunas cuestas, pero este, afortunadamente me he sentido bien, bueno, si bien se le puede decir a acabar decentemente y sin demasiado agotamiento, bastante mejor de lo que me esperaba, en el tramo final, como siempre, el que guarda fuerzas para después va recogiendo cadáveres que calculan mal las suyas, 2 47’ fue mi crono final.

              A la llegada no nos pudimos esperar demasiado, me esperaba mi ración de inyectable, la organización muy bien, solo una incidencia que me comentaron, yo no lo vi, Andrés Micó tuvo que retirarse debido a una lesión en los gemelos y esperó pacientemente en la cuneta una asistencia.

              Pues nada, ya van cayendo una tras otra las pruebas previstas para este terrorífico trimestre final que me he preparado, espero que me respeten las lesiones, y sobre todo que mi espalda no me dé demasiado la lata, un saludo amigos.