miércoles, 17 de mayo de 2017

Media Maratón de Alicante 2017


Que tal amigos, de nuevo con vosotros para comentaros una nueva carrera, una nueva media, la 170 de mi casillero,no, no me apunto ninguna de más, es que entre la media de Guardamar y la de Alicante, que es a la que me referiré a continuación, he corrido en Granja de Rocamora el pasado día uno de mayo y de la que quizás por pereza no hice el resumen en este blog.

Pues vayamos al grano ya que en esta carrera tenía un interés especial, era la primera media de mi nuera Natalia para la que ha estado entrenando muy poco tiempo, solo cuatro meses, en enero se calzó por primera vez unas zapatillas, y tenía plena confianza en que la llevase a meta sana y salva y ese, y no otro era mi interés.
 



 

Después de perder algunos kilitos que había ganado me disponía como digo a ejercer como liebre de Natalía, el recorrido y sobre todo la climatología no estaban a nuestro favor, pero el que algo quiere, algo le cuesta, y si queremos ser ganadores no podemos ir apartando las pruebas que no nos gusten, o nos gusten menos.

Ya lo he dicho mil y una vez, Alicante no es llana, al contrario, y por supuesto que su media maratón no puede ser llana.

Bueno, pues con esas premisas nos dispusimos a afrontar el reto, los nervios de Natalia solo eran comparables según me chivó, con los de un parto, al menos para ella, en esto no puedo opinar, una de las dos cosas no he hecho, jamás he corrido una primera media, jajajajaja.
 
 

La mañana salió tal y como estaba prevista con un sol de justicia, en la salida coincidimos con muchos corredores amigos y algunos Correbirras como Lidia y Joaquín, la mayoría de estos amigos se enfrentarían a los 10,000 metros.

Salimos de los últimos como siempre hago, así no nos tendría que pasar nadie, ya los llevaríamos delante a todos, el calor como digo muy fuerte, la salida conjunta con los corredores del diez mil, a los dos kilómetros me comenta Natalia que no va bien, los nervios la están matando, le hablo un poco y le doy agua y poco a poco va relajándose, la distancia la teníamos casi hecha con anterioridad, no tendría que suceder nada a no ser una lesión

Los kilómetros van pasando y cada vez tenemos a mas corredores detrás, pero la gran mayoría llevan el dorsal de los 10K.
 
 

Observo como cada vez que mi Garmin me pita en un punto kilométrico no veo el cartel que coincida con el de la carrera, no me parece serio, pero pienso que tal vez mi gps tenga algún desfase con los edificios, no me ha pasado nunca, pero bueno, terminamos la primera vuelta y nos quedamos bastante solos, como digo, casi todos los corredores que teníamos detrás se han apeado en el 10,000 y el calor sigue apretando, cada vez es mas necesaria el agua, en eso la organización estuvo de 10, no faltó agua en ningún momento.

Afrontamos la segunda vuelta y mantenemos el ritmo, Natalia ya va tranquila, han pasado los nervios y ya ha cogido el ritmo que le viene bien, como nuestra intención es solo acabar, estamos en lo correcto.

Cada vez el desfase de mi gps con los puntos kilométricos es mayor, no entiendo nada, última subida a la cantera con alguna pequeña dificultad y para la Explanada, sitio ideal para que comience o finalice alguna prueba, el marco es incomparable, llegada en 2 25 que si bien no es un tiempo que esperásemos, quizás soñamos con algún minutillo menos, es suficiente para estar contentos.
 
 

El avituallamiento final bastante bueno con refrescos y fruta, pero cuando miro mi Garmin resulta que me salen 21,710 metros, en esto la organización falló, y lo siento por ellos, no pueden salir aunque no esté homologada 600 metros de más en Alicante, que esto ocurra en Granja de Rocamora o en Monforte, tiene un pase, pero en Alicante no debería de haber ocurrido, sobre todo si tiene límite de tiempo y existe el temor de que te aparten.

La bolsa del corredor bastante normalita, y al finalizar una medalla de finisher.

Muchísimos voluntarios en la carrera, estaba prácticamente todo atado y bien atado, solo el a mi juicio gran error de la medición, espero que el próximo año se subsane.

Misión cumplida, ahora el sábado a la media de Almansa y el próximo día 3 de junio a Albacete, que ya hace algunos años que no piso tierras manchegas, bueno, en la capital, porque a Almansa si que voy todos los años, un saludo amigos.


Enlace de fotos
 




viernes, 31 de marzo de 2017

I Media Maratón Guardamar del Segura


Hola amigos, me parece extraño después de tanto tiempo poder hacer una crónica de una carrera, aún sin fotos, pero crónica al fin y al cabo.

Después de un terrible año en muchos sentidos por fín las aguas bajan mas mansas y me veo con ilusión para comenzar, o mas bién retomar, mis carreras y mis “otros” sufrimientos, esta vez deportivos, que son los que de verdad se agradecen.

Solo uno mismo puede valorar lo que supone poder ver de nuevo a sus amigos en el asfalto, reir con ellos y compartir esos momentos insustituibles de las carreras.

Esta vez me colocaba el dorsal de una prueba nueva, la nº 168 par mí, una nueva media maratón que se incorpora al calendario levantino con fuerza, con una gestión primorosa y experta de un gran deportista y mejor persona como es Manuel Maciá.

La marinera localidad de Guardamar del Segura se ha visto por fín engrandecida con una prueba del medio fondo que ya necesitaba, su primera media martón.

Mi amigo Alberto Costilla me “aconsejaba” hace un par de meses olvidar mi ostracismo y comenzar de nuevo con esta prueba. No podía fallarle, y a fé que no me arrepiento, es más, ha sido mi trampolín de nuevo, hasta tal punto que ya tengo otras tres medias “firmadas” Granja de Rocamora, Almansa y Alicante.

Fuimos juntos Alberto, su mujer Maite y yo, los dorsales los había recogido el día anterior él y no tuvimos ningún problema, lo cierto es que llegar un poco tarde a su recogida habría sido complicada ya que la suculenta bolsa del corredor había que dejarla en el auto de nuevo y el centro estaba totalmente cortado, bién es cierto que se disponía de un excelente guardarropa.

El dorsal personalizado, un bonito sueter de color rojo, un pantalón corto, un par de calcetines y el indestructible caldo Aneto eran los regalos a los corredores, mas tarde, en la llegada también había una toalla de regalo, como digo una bonita bolsa del corredor.

De nuevo pude ver como dije anteriormente a mis amigos y compañeros de mi club, fuímos el club mas numeroso y eso tubo como consecuencia el premio de un espero que sabroso jamón.

El día salió soleado, pero algo fresquete al principio de la carrera habida cuenta de que con el cambio horario nos adelantábamos una hora, despuél al final el calor sería ya el protagonista del día.

La salida puntuál, el recorrido muy bonito, por la playa y por el bonito parque que posee esta localidad con una ligera inmersión por el interior del pueblo. Dos vueltas idénticas que a muchas personas no les gusta, jamás acabaré de entender esto, desde luego no seré yo quién juzgue a estas personas, pero no creo que sea para nada traumatizante el hecho de dar dos vueltas a un circuito de diez kilómetros, no quiero pensar que les ocurriría si corriesen un maratón en pista como el que hemos corrido muchos de nosotros, y al que hay que dar 106 vueltas.

Bueno, pués como digo, el circuito es totalmente llano, a excepción del tramo que atraviesa el parque y en que podemos encontrar unos pequeños altibajos que no impiden para nada poder continuar con el ritmo que cada uno lleve, y que a la vez te da un respiro toda vez que los árboles te refrescan con su sombra.

Avituallamientos con agua suficiente para todos y otro con bebidas refrescantes y bocadillo y fruta al final, como se nota que el organizador conoce de sobra el terreno en el que se mueve.

Mi salida como todas, en eso no he cambiado, es decir, prácticamente el último, alguién tiene que ser, junto a Alberto, que con su cámara como siempre inmortaliza a todo bicho viviente. En el kilómetro tres aproximadamente me separé de Alberto y cogí un ritmo que me llevaba cómodo sin sufrimiento por lo que decidí no modificarlo dado que no tenía la completa seguridad de acabar decentemente la carrera, es más, no tenía la seguridad de acabarla, sin el decentemente.

Esto me hizo ir separándome poco a poco de mi amigo y hacer el resto en solitario. No pasé ningún apuro, las sensaciones fueron excelentes y acabé en unos discretos pero sensacionales dadas las circunstancias 2 07' 50''.

He oído en algunos lugares que las buenas marcas que muchos han conseguido en esta carrera era debido a que está mal medida, tengo que decir que a mí me salieron 20.860 metros, es decir 237 metros de menos, nada que no haya ocurrido en otros muchos circuitos y que no influyen a mi juicio demasiado en las marcas.

Como digo, sensaciones muy buenas, un circuito muy bonito, una carrera buena, una bonita bolsa del corredor, muy buena reentrada de nuevo en la “movida”.

La próxima en Granja de Rocamora, que a pesar de ser una carrera tremendamente sosa intentaré mejore algo mi tiempo y sobre todo mis sensaciones.